Felipe VI durante la presentación del Informe COTEC / EFE

Florentino Pérez calla: el lío con Felipe VI (y Letizia) en el Real Madrid-Liverpool

stop

El presidente blanco y el Rey de España no consiguen ponerse de acuerdo, causando un revuelo muy mal visto en el Santiago Bernabéu

Madrid, 22 de mayo de 2018 (16:30 CET)

La leyenda dice que el destino de España se cuece en el palco del Santiago Bernabéu, y en cierta forma es cierto. Florentino Pérez era uno de los hombres más poderosos del país al llegar a la presidencia del Real Madrid, y durante su extenso mandato en dos episodios, sólo ha consolidado su posición.

Su constructora, ACS, creció a ritmo envidiable y ahora, además, ha conseguido hacerse con la empresa que gestiona las autopistas españolas. El sillón presidencial sirve para hacer negocios de forma distendida y es habitual ver a los máximos representantes políticos e institucionales en alguno de los partidos merengues.

“Si Florentino Pérez habla...” Cinco bombas en el Barça de Messi (y la última es un escándalo) | EFE

El magnate blanco, no obstante, no parece estar siendo capaz de atraer a un reconocido simpatizante del Atlético de Madrid, y el feo gesto que ha recibido el Real Madrid no ha gustado nada en la cúpula de Chamartín.

Felipe VI no acudirá a la final de Kiev junto a la Reina Letizia, y Florentino Pérez no está nada contento con la noticia, pero calla su enfado. Sabe que no puede tener un desplante con la Casa Real.

Una cuestión de prioridades

El Rey de España ha vuelto a declinar la invitación del equipo nacional que puede hacer historia en Europa al levantar su tercera copa continental venciendo al Liverpool, y su justificación no es del todo convincente.

El actual monarca ha delegado la representación de la jefatura de Estado en su padre, el Rey emérito Juan Carlos I, escudándose en la mayor afición de su padre por el equipo blanco, así como el hecho de que es una suerte de amuleto que ya les ayudó frente a la Juventus.

El actual monarca sólo ha acudido a una final desde que asumiera el cargo, que curiosamente coincide fue la que enfrentó al Real Madrid y al Atlético de Madrid. La sangre rojiblanca parece anteponerse a la azul, y el club presidido por Florentino Pérez no ha entrado en la agenda de la actual corona.