El nuevo capricho de Florentino Pérez para el Real Madrid es una bomba (y los dos cracks que se carga con su fichaje)

stop

Sorpresa en la agenda madridista

El nuevo capricho de Florentino Pérez para el Real Madrid es una bomba (y los dos cracks que se carga con su fichaje)

27 de junio de 2017 (16:13 CET)

Hay un nuevo nombre en el carrusel de porteros estudiados por el club madridista. Florentino Pérez sigue empeñado en sacar a Keylor Navas de entre los tres palos blancos y ahora estudia una contratación sorpresa.

El europeo sub-21 de Kepa Arrizabalaga está siendo espectacular. El joven guardameta vasco ya se ha hecho con la titularidad en San Mamés. Sentó a una leyenda como Gorka Iraizoz y no le han temblado las piernas al asentarse en la portería.

El jugador del Athletic Club termina contrato en 2018, y en Madrid se plantean la posibilidad de incorporarlo. De conseguirlo, Kepa sólo se incorporaría una vez acabe su contrato, o bajo un acuerdo amistoso con los leones.

El club vasco no es vendedor y en Chamartín no quieren generarse enemistades. La ruptura del pacto de no agresión con el Atlético de Madrid ya es suficiente por un verano.

Los daños colaterales

El precio de Kepa es de 30 millones de euros. Curiosamente la misma cantidad que el Madrid tendría que pagar por Donnarumma. Si el Real Madrid decidiera optar por Kepa, la llegada del italiano quedaría descartada.

Quien estaría fuera de todas las quinielas con esta nueva incorporación es David De Gea. El manchego se resignaría a permanecer en United y la puerta madridista se cerraría para siempre.

La llegada de un portero joven y con proyección bloquearía su ansiado fichaje por el Madrid. Florentino Pérez sigue dándole vueltas al misterio de la portería blanca. La aparición de Kepa echa leña al fuego.