Se acaba la pesadilla de Eriksen: Podrá volver a jugar y será en este equipo

Christian Eriksen parece que ya ve la luz al final del túnel y podría volver a jugar al fútbol muy pronto en un grande de Europa

Christian Eriksen
Christian Eriksen

Christian Eriksen planea regresar nuevamente al Ajax en enero para continuar jugando al fútbol profesional. El futbolista danés no podrá jugar en la Serie A que establece que los jugadores no pueden salir al campo con un desfibrilador instalado.

El ex centrocampista del Tottenham Hotspur sufrió un paro cardíaco en el primer partido de la fase de grupos de Dinamarca contra Finlandia en la Eurocopa 2020 en junio, a la estrella le dieron reanimación cardiopulmonar y le aplicaron un desfibrilador en el campo antes de ser trasladado de urgencia al hospital.

Eriksen está ‘tentado

El club neerlandés está dispuesto a recuperarlo en enero. El plan para hacerlo pasa por un ‘trueque’ con el guardameta Onana. Según informó el diario italiano Corriere dello Sport, el acuerdo le sería conveniente tanto al jugador como al club milanés, ya que, por un lado Eriksen, que quiere volver a jugar, lo podrá hacer sin ningún tipo de impedimento, y por el otro, al Inter, que atraviesa un momento complicado desde lo económico por la pandemia, se libraría de pagar uno de sus contratos más altos.

Fotografía: Se acaba la pesadilla de Eriksen: Podrá volver a jugar y será en este equipo
Eriksen

Por ello, el futbolista del Inter de Milán estaría dispuesto a renunciar a los 7,5 millones de euros anuales de su contrato que finaliza en 2024 a cambio de poder irse sin ningún problema al equipo de Erik Ten Hag. Cabe recordar que el Inter pagó 27 millones de euros al Tottenham por el jugador en 2020. Bajo este panorama, el volante de 29 años volvería al Ajax de Ámsterdam, equipo con el cual logró su mejor versión antes de ser transferido a los Spurs en 2013.

No es el único en el Ajax

La gran diferencia que se da es que en la Eredivisie (la primera división de Holanda) permiten que futbolistas afectados así jueguen con desfibrilador cardíaco implantado,  como es el caso de el neerlandés Blind, ex Manchester United, quien en 2020 volvió a las canchas en los Países Bajos tras haber experimentado problemas cardíacos.