Rakitic explota contra Luis Enrique en el Osasuna-Barça

stop

El futbolista croata monta el número en el banquillo del Sadar

André Gomes le ha ganado el puesto a Ivan Rakitic | EFE

10 de diciembre de 2016 (15:00 CET)

Ivan Rakitic ha explotado. Al futbolista croata del FC Barcelona le está sentando muy mal el trato recibido en los últimos partidos. Ha pasado de indispensable a jugador secundario.

Luis Enrique Martínez no le dio ni un minuto este sábado contra el Osasuna (0-3), donde el Barça se impuso en un partido difícil con goles de Luis Suárez ('59) y Leo Messi ('72 y '92).

Era un encuentro clave para seguir enganchados a la Liga, por ello fue vital el buen papel de Andrés Iniesta y Sergio Busquets en el medio. Los de azulgrana ya no volverán a jugar hasta el próximo fin de semana. Pero eso no hizo al técnico reconsiderar su decisión con respecto a Rakitic.

Por detrás de André Gomes

El entrenador del Barça se decantó, una vez más, por André Gomes. El centrocampista portugués ha jugado de titular en varios de los últimos partidos y cuenta con más minutos que el croata. En el segundo tiempo, Lucho priorizó a Denis Suárez y Rafinha.

Rakitic fue el futbolista sacrificado también en el clásico. Frente al Real Madrid en el Camp Nou, el croata fue el primer cambio de Luis Enrique.

El técnico asturiano parece haber perdido la confianza en Rakitic. Ya lleva varios partidos donde el croata tiene menos protagonismo que Gomes, a pesar de que éste todavía está en fase de adaptación.

Estalla al descanso

La cara de Rakitic en el banquillo era un poema. No hablaba con sus compañeros. Tenía el ceño fruncido. Estaba completamente dolido. Harto de ser siempre el sacrificado.

El enfado de Rakitic se hizo notar especialmente al descanso del duelo en El Sadar. El croata esperaba contar con minutos en el segundo tiempo y supo que no iba a ser así. Exteriorizó su malestar de forma que varios miembros de la plantilla y el cuerpo técnico se dieron cuenta.

Además de no jugar contra el Osasuna, Rakitic fue el primer cambio contra el Madrid –a la media parte– y contra el Manchester City en el Etihad Stadium, donde el Barça cayó.

Renovación estancada

Todo esto ocurre en pleno proceso de negociaciones para la renovación del jugador, y ha coincidido con las declaraciones que el croata lanzó en favor de Pep Guardiola hace unos meses.

Todo apunta a que lo están castigando por aquellas declaraciones, en que parecía ponerse al servicio de Pep, y por sus elevadas pretensiones económicas.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad