Laporta sólo tenía el 20% de la financiación del Camp Nou de Foster

stop

"Patrimonialmente, la operación del expresidente era una ruina para el club", sostiene la actual junta directiva del Barça

Maqueta del proyecto de Norman Foster para remodelar el Camp Nou

12 de diciembre de 2014 (23:29 CET)

Joan Laporta sólo tenía garantizada un 20% de la financiación para remodelar el Camp Nou que encargó a Norman Foster. El expresidente del Barça cifró el coste del proyecto en 240 millones y fuentes de la actual junta directiva y del sector inmobiliario calculan que sólo hubiera ingresado entre 40 y 50 millones por la recalificación de los terrenos del Miniestadi.

El proyecto de Laporta fue desactivado, inmediatamente, por Sandro Rosell cuando accedió a la presidencia del club en 2010. Una de sus primeras actuaciones fue la paralización del acuerdo que Laporta había alcanzado con Jordi Hereu, alcalde de Barcelona entre 2006 y 2011.

Un CAP y una escuela

El expresidente Joan Laporta había pactado la recalificación de las cuatro hectáreas del Miniestadi. En este espacio se tenían que construir 1.500 pisos, 750 para la ciudad y otros 750 para el club. El Barça, además, debía compensar la recalificación de sus terrenos con la adquisición de un espacio en Montcada, cifrado en 30 millones de euros, para levantar nuevos equipamientos deportivos. El club también tenía que sufragar la construcción de un CAP en Les Corts y la construcción de una biblioteca o una escuela en sus instalaciones. Es decir, dentro del perímetro del Camp Nou.

"Patrimonialmente, la operación era una ruina", sostienen en la actual junta directiva del Barça, que cifran entre 40 y 50 millones de euros "el beneficio máximo" que obtendría el club por esos terrenos, una vez descontadas las obras y las comisiones pagadas por construir 750 viviendas.

Un esbozo

El proyecto que presentó Foster, por otra parte, sólo era un esbozo. El prestigioso arquitecto británico anunció que todas las localidades del estadio estarían cubiertas y presentó una espectacular fachada que recubriría el perímetro del Camp Nou. Foster, sin embargo, nunca detalló las actuaciones internas, las posibles modificaciones de las actuales gradas.

Laporta también había anunciado la construcción de un nuevo Palau Blaugrana, cuyo coste cifró en 72 millones de euros.

La actual junta directiva, mientras, ha cifrado en 600 millones de euros la renovación del Camp Nou y la construcción de un nuevo Palau Blaugrana, con capacidad para 10.000 espectadores. El club tiene definida la financiación: 200 millones los debe aportar un patrocinador, 200 millones llegarán de los recursos propios y los 200 restantes se obtendrán gracias a un crédito sindicado. Esta operación también comportará la construcción de un nuevo Miniestadi, con capacidad para 6.000 aficionados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad