Joan Laporta rechazó el fichaje de Roberto Martínez para sustituir a Koeman por defensivo

El presidente azulgrana Joan Laporta vio claro en esta pasada Copa de Naciones que Roberto Martínez no podía ser el técnico que estaba buscando para el Barça

Joan Laporta
Joan Laporta

La actualidad deportiva del Fútbol Club Barcelona no es la deseada ni por sus hinchas, ni por sus directivos. 0 puntos y 0 goles en 2 partidos de Liga de Campeones sumados al noveno lugar que los culés ocupan en la liga han provocado que el lugar de Ronald Koeman dentro de la institución sea discutido. Una de las grandes alternativas al entrenador holandés era el actual seleccionador de Bélgica, Roberto Martinez. Sin embargo, Joan Laporta presidente del Barcelona ya lo habría descartado.

Roberto Martinez es uno de los entrenadores más respetados del momento, ha conseguido poner a Bélgica en la élite absoluta del fútbol mundial. A pesar de haber caído en las semifinales de la UEFA Nations League ante Francia después de ir ganando 2-0 en el primer tiempo. El entrenador español no es discutido por nadie en suelo belga, su equipo marcha firme en las eliminatorias al mundial y siempre compite de igual a igual ante los más grandes del mundo.

Roberto Martínez
Roberto Martínez

Laporta no quiere un entrenador ‘Amarrategui’

La materia pendiente es que en algunos momentos claves el equipo belga parece replegarse y volverse reactivo lo que le ha costado partidos muy importantes como la mencionada semifinal con Francia y algunos más.

Justamente esta parece ser la razón por la que el máximo dirigente culé, Joan Laporta, ha decidido descartar su posible fichaje por el club azulgrana. Una de las características más importantes que debe tener el futuro entrenador del Barça en caso que finalmente Ronald Koeman abandone el banquillo del Camp Nou es la idea de juego. Un fútbol ofensivo, de posesión, donde prime el uso de la pelota por encima de todo es lo que demanda la afición del Fútbol Club Barcelona.

De hecho, una de las acciones que más ha generado críticas para Koeman es haber probado un equipo con línea de 5 y un planteamiento defensivo que para nada representa la tradición y los valores que en se inculcan en la entidad blaugrana.