Benzema pone precio a su renovación por el Real Madrid

El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema se acerca a un momento decisivo en su etapa en el Real Madrid

Karim Benzema
Karim Benzema

El año que viene será decisivo para el futuro de Karim Benzema. El jugador termina contrato en junio de 2022 y el 2021 será clave en su continuidad en el Real Madrid. Será el momento de renovar, o no, al delantero galo.  Y se avecinan negociaciones duras.

Desde que aterrizó en el Santiago Bernabéu en verano de 2009, Benzema ha sido una pieza clave para todos los técnicos que han pasado por la capital. Solo José Mourinho lo puso en duda, cuando comparó al galo y a Gonzalo Higuaín con un gato y un perro, en lo que fue un toque de atención a Karim.

Benzema, intocable

Ahora, con Zidane en el banquillo, Benzema es más titular que nunca. Y lo seguirá siendo mientras Zizou esté dirigiendo al equipo. Es un intocable para el galo, que incluso ha cerrado la puerta a otros fichajes para que nadie le hiciera sombra.  Pero se acerca el momento de renovar. 

Karim Benzema
Karim Benzema

“No sé hasta cuando estaré a un gran nivel, yo voy temporada a temporada”, reconoció el francés, apelando a que su continuidad dependerá de su estado de forma. “Tengo contrato hasta 2022 y vamos a ver”, añadió. Y es que en los próximos meses tocará sentarse a negociar su renovación.

Momento decisivo en el paso de Benzema por el Real Madrid

Porque si no renueva en 2021, podrá empezar a conversar con el club que quiera, pudiéndose marchar con la carta de libertad en 2022. E incluso cobrando alguna prima de fichaje.

Benzema no dejará tirado al Madrid. Es el club de su vida y su carrera no se entiende sin el club merengue. Pero habrá que ver que ocurre en el intercambio de opiniones. Porque lo que ofrecerá Florentino Pérez quizás no guste al ariete galo.

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Como cualquier estrella en su situación, Karim propondrá un último gran contrato, a modo de agradecimiento por lo que ha dado a la entidad. El crack, además, tiene vía directa con el presidente, pues la empresa que le representa es del hijo del mandatario. Una baza que facilitaría conseguir esa sustancial mejora.

Pero como ya ha ocurrido con otros jugadores en ocasiones anteriores, el presidente no le pondrá encima de la mesa lo que le gustaría al francés. El ejemplo claro está en Cristiano Ronaldo, al que dio puerta cuando quiso mejorar su contrato la última vez. El mandatario es de los que no se quiere pillar los dedos con jugadores que encaran el declive.

Y sí, Pérez le ofrecerá ampliar su contrato en dos años más alguno opcional. Pero si sigue la misma filosofía que hasta ahora en la gestión de la plantilla, en sus planes no entra una mejora de sueldo.

Publicidad