La revelación de Kiko Matamoros: descendiente de una esclava negra cubana. Mira la foto

Kiko Matamoros desvela quién es su bisabuela materna con una fotografía que ha publicado en su cuenta de Instagram. Un hecho que sorprende y nadie se esperaba

Fotografía: La revelación de Kiko Matamoros: descendiente de una esclava negra cubana. Mira la foto
Fotografía: La revelación de Kiko Matamoros: descendiente de una esclava negra cubana. Mira la foto

Kiko Matamoros se convirtió en trending topic durante todo el sábado. Las redes sociales se mofaron de su estado físico. El colaborador y su pareja decidieron irse de vacaciones tan solo 24 horas después, algo que los médicos no vieron muy aconsejable. El tertuliano aseguró que estaba en un lugar donde tenía atención médica, además Marta López le hacía los cuidados. En una ocasión tuvo que meterle un catéter.

La pareja está en el ojo del huracán desde que se destapó la mala relación entre Marta López y Anita Matamoros. A pesar de la distancia, Kiko Matamoros no ha dejado ni un solo día de conceder entrevistas. Su última intervención fue el pasado sábado para atacar a Sofía Suescun y Kiko Jiménez en el Deluxe.

Kiko Matamoros revela su antepasado y sorprende a sus seguidores

Gracias a la influencer sus seguidores pueden descubrir como se lo está pasando la pareja, sin embargo se fijan más en el estado preocupante de Kiko Matamoros. El tertuliano aparece con un aspecto muy demacrado, algunos llegaron a decir que el colaborador podría estar muerto y Marta López se estaría aprovechando para llevar a cabo estas paradisiacas vacaciones. Las opiniones han sido de lo más crueles y los montajes han desatado las carcajadas de muchos.

La pareja se encuentra ausente de esta polémica. Matamoros de momento prefiere no publicar fotografías suyas y se centra más en su juventud. Con una fotografía de la época ha querido revelar un sorprendente dato de su pasado familiar. «Esa señora que aparece en la foto rodeada de sus cinco hijos, luciendo luto, es mi bisabuela materna por parte de padre. Benita, que así se llamaba, era descendiente de una esclava negra cubana, mi tatarabuela de la que desconozco el nombre, y fue entregada en una iglesia de Béjar y criada en una inclusa. Quizás a ella le deba mi fortaleza y la facilidad para que mi piel se oscurezca cuando me da el sol mínimamente», escribe.