La 'chapuza' fiscal del Barça en el fichaje de Neymar costará 9,1 millones más

stop

El fiscal considera que los 40 millones de indemnización pagados a N&N están sujetos a impuestos porque tienen la consideración de retribución

Neymar da Silva aguanta el chaparrón | EFE

19 de febrero de 2014 (22:40 CET)

El fichaje de Neymar por el FC Barcelona se ha destapado como una de las mayores 'chapuzas' fiscales de los últimos tiempos. La operación no solo ha costado 29,1 millones de euros más de los 57,1 millones que se cifraron en un primer momento (86,2 millones sin contar el sueldo) y la dimisión del ya expresidente Sandro Rosell. Todavía puede costar otros 9,1 millones que no estaban previstos en concepto de impuestos.

El fiscal José Perals ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la imputación del Barça por la supuesta comisión de un delito contra Hacienda (artículo 305 de Código Penal). En su escrito, el fiscal asegura que el club azulgrana ha pagado 37,92 millones a Neymar entre 2011 (10) y 2013 (27,92) sin que "se hayan retenido ni abonado las correspondientes deudas tributarias". El fiscal entiende que esas cantidades son retribuciones sometidas a gravamen. El Barça, no. Pero está dispuesto a colaborar.

El Barça ha pagado 37,92 millones a los Neymar sin retenciones

Los únicos impuestos que ha retenido el Barça son los que corresponden al salario del futbolista, gravado con el Impuesto de No Residentes (24,75%). Este mismo tipo de gravamen tiene que aplicarse, según entiende el fiscal, a 35 de los 40 millones de indemnización que cobró el padre de Neymar a través de la empresa N&N. El Barça pagó los otros 5 millones el 30 de enero de 2014. Esta última cantidad, por tanto, no corresponde al ejercicio fiscal del año pasado.

Sin embargo, el club tampoco ha pagado nada a la Agencia Tributaria en relación a las siguientes cantidades: 1,5 millones de derechos de imagen, 800.000 euros del contrato de la agencia NR Sports, 400.000 euros por los trabajos del padre de Neymar como 'scouter' del Santos y 220.000 euros destinados a la fundación del futbolista, Instituto Projeto Neymar.

El mismo delito del que acusaron a Messi

Fuentes expertas del sector se muestran contundentes contra la gestión del Barça en declaraciones a Diario Gol: "Esta operación está tan mal hecha que parece mentira. No me extraña que dimitan los directivos, pues se trata de una operación de las que se hacían hace 15 años, impropia de estos tiempos. Lo que sorprende es que el Barça ya tiene antecedentes de este tipo. Algo similar ocurrió con el fichaje de Philip Cocú. Es algo impropio de un club como el Barça".

El delito del que se acusa al Barça es el mismo que afectó a Leo Messi en verano de 2013. El club azulgrana puede estar relativamente tranquilo ya que el artículo 305.6 CP dispone que si el obligado tributario paga la deuda en dos meses desde que fue imputado –y todavía no lo ha sido– y reconoce judicialmente los hechos tendrá una pena inferior en uno o dos grados. Los directivos podrían verse salpicados en grado de cooperadores necesarios.