Javier Faus elude compartir mesa con Ferran Soriano

stop

El vicepresidente primero del Barça se trasladará el martes a Manchester para evitar la protocolaria cena con el director ejecutivo del club inglés

Lluís Regàs

Javier Faus, vicepresidente económico del Barça, y Ferran Soriano, director ejecutivo del ManCity
Javier Faus, vicepresidente económico del Barça, y Ferran Soriano, director ejecutivo del ManCity

17 de febrero de 2014 (13:32 CET)

Una buena cena es un placer que requiere de una agradable compañía. Más, incluso, si se trata de una persona acostumbrada al lujo que ha pasado los últimos días en Canadá, esquiando y disfrutando de la buena vida. Javier Faus, vicepresidente primero del FC Barcelona, no estará en la cena que las directivas del Manchester City y del Barça compartirán este lunes en el Ayuntamiento de Manchester. Faus esquivará a Ferran Soriano, director ejecutivo de la institución inglesa. La relación entre ambos es peor que mala. Es, según afirman sus próximos, imposible.

Faus, el hombre de los números del Barça, se desplazará este martes a Manchester. Posiblemente lo haga bronceado y relajado. Y, seguramente, nada preocupado por perderse una cena en la que puede haber mucho fuego cruzado y resentimiento.

Bartomeu, máximo respresentante del Barça

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, será el máximo representante del club azulgrana. En la cena le acompañarán Carles Vilarrubí, vicepresidente institucional; Jordi Mestre; Jordi Moix; Andoni Zubizarreta y Amador Bernabéu. Enfrente tendrán a dos 'conocidos': Soriano y Txiki Begiristain, actual director deportivo del Manchester City y máximo responsable deportivo del Barça entre 2003 y 2010. Es decir, durante el mandato de Joan Laporta.

La cena es un 'marrón' para algunos dirigentes. Fuentes del Barça aseguran que el expresidente Sandro Rosell no hubiera acudido al ágape si hoy fuera el máximo responsable de la institución. En el pasado, el expresidente del Barça tuvo acaloradas discusiones con Soriano y ambos se ocultaban informaciones cuando formaban parte de la junta directiva que presidía Joan Laporta. El entorno de Rosell incluso sospecha que Soriano ha actuado en la sombra en la denuncia del socio Jordi Cases respecto al fichaje de Neymar.