"Para lo que ha quedado Jorge Lorenzo". La fiesta loca en una discoteca de Barcelona

stop

El piloto de Ducati está totalmente pasado de rosca

La fiesta loca de Jorge Lorenzo en una discoteca de Barcelona | Instagram

16 de julio de 2017 (20:40 CET)

Jorge Lorenzo aprovecha sus días de vacaciones como más le gusta: de fiesta en fiesta.

El piloto balear ha vuelto a Barcelona, donde tiene algunos amigos y más vida social que en Suiza, para rememorar las grandes noches. El último festival se lo pegó en Gatsby.

Lorenzo coincidió en la citada discoteca con el millonario, DJ y Show Man Gianluca Vacchi. Allí conversaron y bailaron sin freno. Una fiesta como las de antes.

El piloto de Ducati protagonizó un escándalo hace dos años por un videoclip de Monster en el que mostraba su lujosa casa en la montaña de Barcelona, cerca de Montmeló. En aquellas imágenes confesó que tenía una súper discoteca en el sótano de su mansión.

Aquel vídeo dejó en muy mal lugar a Lorenzo porque se le adivinaba una faceta próxima al machismo, que se encargó de desmentir, y ostentosa. Disfrutaba mostrando sus lujos.

Aprendió la lección y, desde entonces, son contadas las ocasiones en que el mallorquín se deja ver en situaciones de su vida privada. Especialmente las que pueden ser polémicas.

Nadie critica que Lorenzo salga de fiesta y disfrute, tiene edad para ello y está de vacaciones. Pero en MotoGP se plantean hasta qué punto se toma en serio lo de Ducati.

Lorenzo es actualmente el piloto mejor pagado de la parrilla y, quizás, eso es prioritario para él. Pero lo cierto es que está firmando un año nefasto.

Dovizioso lo dobla en puntos

Lo más preocupante de todo es que su compañero de equipo, con la misma moto, le está dando una auténtica lección de pilotaje. Le saca el doble de puntos en la general (123 a 65).

Mientras Andrea Dovizioso lleva dos carreras ganadas y un segundo puesto, lo mejor que ha logrado el español es una tercera posición en nueve circuitos.

En las redes sociales le han puesto pingando, en comparativa con Marc Márquez. "Para lo que ha quedado Lorenzo...", decía un usuario con ironía.

Mientras el balear hace el tonto simulando que pilota en fiestas, Márquez y otros pilotos están muy concentrados en ganar el Mundial. Y siguen entrenando en vacaciones. Mala jugada