"Me largo". Eden Hazard monta un lío en el Real Madrid

stop

El belga crea un conflicto muy peligroso

15 de julio de 2017 (13:15 CET)

Es el gran anhelo de Zinedine Zidane desde que se sentó en el banquillo del Real Madrid. El problema es que su contratación genera varios inconvenientes. No es fácil hacerle un hueco en el esquema. 

Ya la temporada pasada, el técnico pidió a Florentino Pérez que hiciera lo posible por hacerse con los servicios de Eden Hazard. Entonces, el presidente no estuvo por la labor.

En invierno su fichaje tampoco fue posible. La sanción de la FIFA impedía al Real Madrid inscribir a ningún jugador y el presidente no quiso pillarse los dedos con el fichaje de un jugador que no podría jugar hasta al cabo de seis meses.

Además de todo esto, hay que recordar que otro jugador de perfil similar todavía estaba en el equipo: James Rodríguez. Sin embargo, el colombiano al fin ha hecho las maletas. Está en el Bayern de Múnich

El recambio de James es, supuestamente, Dani Ceballos. Pero el andaluz tiene un perfil muy distinto al del colombiano. Ceballos llega para reforzar el centro del campo puro y duro. Es un recuperador, además de constructor y virtuoso técnico. 

Es por ello que sigue habiendo un hueco correspondiente al rol que desempeñaba James. El problema es que el colombiano apenas encontró acomodo el curso pasado. Isco y Marco Asensio ya cubren ese perfil. He aquí el origen del conflicto. 

El levantamiento de la sanción para la próxima ventana de mercado volvió a abrir las puertas a la operación. El belga iba a ser uno de los fichajes galácticos del Real MadridZizou volvió a insistir y esta vez el mandatario no puso tantas trabas. La prueba es que abrió las puertas a James en forma de cesión.

Desde Chamartín habían decidido ir a por su traspaso. Tanto es así que míster y jugador incluso habían mantenido algunos contactos, hasta el punto de que el preparador galo le había prometido que le guardaba un sitio en el vestuario blanco. Pero ha estallado la bomba. 

Vetan su fichaje

Isco Alarcón y Marco Asensio están hartos de escuchar los piropos que les dedica Zidane en casi cada rueda de prensa. Los dos fueron de menos a más la pasada campaña y el técnico les aseguró que el Real apuesta por ellos para que sean piezas clave en el futuro.

Por eso han avisado en su entorno con un mensaje que ha curzado los pasillos del Bernabéu hasta llegar a la cúpula blanca. "Me largo". Si llega Hazard tomarán la decisión de dejar el Real Madrid.

Si la entidad merengue apuesta por ellos no quieren fichajes que priven su progresión. Ya ocurre con la actual plantilla y no quieren más obstáculos en su camino a convertirse en los nuevos cracks del Santiago Bernabéu.

El otro problema es el de siempre: dinero. Los responsables no terminan de ver con buenos ojos afrontar un acuerdo que costará más de 80 millones a las arcas madridistas. Pero si no fichan a Kylian Mbappé, tienen que llevar a cabo otro movimiento. 

En estos momentos, la tensión se puede cortar con un cuchillo. Isco sabe que tendrá que pelear con Modric y Bale por un sitio en el once, pero no quiere más competencia. Si llega, amenazará con marchar libre al Barça