"¿Cuánto hay que poner?". Florentino Pérez dispara al Barça con una negociación de última hora en el Real Madrid

stop

El club blanco prepara una sorpresa de última hora

Florentino ata la última operación bomba que estallará en las próximas 48 horas | EFE

13 de julio de 2017 (21:13 CET)

Zinedine Zidane tiene el equipo del Real Madrid para la próxima temporada prácticamente cerrado. Tras el buen rendimiento del curso pasado, está encantado con la mayoría.

Florentino Pérez ha hecho los deberes más rápido que nunca y ha apuntalado las posiciones que había que reforzar cuanto antes: la defensa y el centro del campo.

El fichaje de Theo Hernández para suplir la baja de Fabio Coentrao da un primer salto cualitativo a la plantilla. También el regreso de Jesús Vallejo.

Mientras que a la medular se incorporará Dani Ceballos. El futbolista del Betis ocupará la posición de James Rodríguez.

A partir de ahí, al Madrid solo le quedan dos 'problemas' por resolver. La marcha de Álvaro Morata para hacer sitio a Kylian Mbappé y la portería con Keylor Navas y David de Gea en la pomada.

Sin embargo, Florentino no es partidario de desaprovechar otras buenas oportunidades del mercado. Sabe que el Barça busca un nuevo central joven, pero el Madrid no lo descarta.

Todavía cabe la posibilidad de que Vallejo vuelva a salir cedido si se presenta una opción mejor para el equipo. En principio la idea es mantenerlo como cuarto central por Nacho lo hizo muy bien el curso pasado. Pero hay dudas.

El poderoso central colombiano

Sergio Ramos y, sobre todo, Rafa Varane, se lesionaron mucho el curso pasado. En la casa blanca tienen miedo de quedarse sin centrales de garantías.

Es por este motivo que el Madrid sondearía la contratación de Davinson Sánchez, el central colombiano del Ajax que tan buena temporada cuajó el curso pasado.

Se trata de un jugador muy potente, de tan solo 21 años y que mide 1,87 metros de estatura. La pregunta desde Madrid es clara: "¿Cuánto hay que poner?". Todo depende de esa respuesta.

Su fichaje rondaría los 15 millones de euros. Ello encaja con la línea de renovación de Florentino Pérez, que apuesta por fichar a jóvenes promesas para mantener la hegemonía del Madrid.