Zidane va a por un crack que rechazó Messi en el Barça | EFE

Zidane va a por un crack que rechazó Messi en el Barça

stop

Un descarte culé se cuela en la agenda del Real Madrid

06 de septiembre de 2017 (18:14 CET)

Zinedine Zidane y Florentino Pérez han programado esta temporada en tres tramos muy diferenciados. El primero de ellos acabó con la disputa de la segunda jornada liguera ante el Valencia y el cierre del mercado de fichajes.

En ese tiempo, el Real Madrid disputó y ganó la Supercopa de Europa y la Supercopa de España y echó a andar en Liga, acusando la carga en el calendario al ceder un empate ante el Valencia.

Gran parte de culpa en ese empate, además del buen hacer valencianista, tuvo que ver con las bajas que sufrió el equipo blanco. Con Raphael Varane y Jesús Vallejo lesionados y Sergio Ramos sancionado, Casemiro formó en defensa junto a Nacho.

En la planta noble del Bernabéu restan importancia a la situación y la tachan de un cúmulo de infortunios, pero Zinedine Zidane ha reiterado su mensaje. Necesita otro central.

El futbolista escogido

Varane es propenso a lesionarse y Vallejo aún está verde. Si al llegar a enero –momento en que concluirá el segundo tramo de la particular temporada blanca con la disputa del Mundial de Clubs- vuelve a repetirse el overbooking de bajas en la zaga, Florentino Pérez acudirá al mercado de invierno para encarar el tercer y último tramo.

Consciente de que su presidente es un hombre al que han de entrarle los futbolistas por los ojos, Zinedine Zidane ya ha puesto un nombre sobre la mesa. Iñigo Martínez sería el fichaje ideal y puede llegar por los 32 millones de euros de su clausula.

La idea seduce en el Chamartín por varios motivos, es un central joven pero con experiencia y nivel contrastados, es español y además supondría darle un nuevo golpe al FC Barcelona.

Los motivos del descarte

El fichaje del central txuri urdin estaba hecho entre la Real Sociedad y el Barça, pero las negociaciones se rompieron con todo acordado. El motivo, de acuerdo a las declaraciones de Robert Fernández, fue que “Iñigo no mejoraba lo que hay disponible en la plantilla”.

La información que ha trascendido, sin embargo, es que Leo Messi vetó la operación para salvaguardar la relevancia de su compatriota Javier Mascherano.

El central argentino se vio relegado la pasada temporada a tercer central y la llega del defensor vasco supondría reducir aún más sus minutos de juego. El jefecito aún entra en los planes de Jorge Sampaoli y la falta de minutos podría apartarle del Mundial de Rusia.

El jugador que Messi no quiso en el Barça puede ser el próximo gran refuerzo de Zinedine Zidane.