Zidane tiene un nuevo lío en el vestuario del Real Madrid

stop

El quebradizo de cabeza que persigue al francés

Zidane tiene un grave problema con uno de sus cracks | EFE

06 de diciembre de 2016 (16:42 CET)

Bendito problema. El Real Madrid inició la campaña con un grave tema por resolver en el centro del campo. Zinedine Zidane tenía sobrepoblación de jugadores para ocupar la medular blanca.

Sin embargo, en las primeras semanas de curso, las bajas por lesiones y molestias han perseguido a los centrocampistas titulares. El cuerpo técnico ha tenido que hacer frente a las ausencias de intocables como Luka Modric, Casemiro o Toni Kroos.

El nuevo titular

Estas caídas han supuesto una oportunidad de oro para los teóricos suplentes que han podido reivindicarse sobre el verde.

Uno de los principales beneficiados por las bajas que han mermado la medular ha sido Mateo Kovacic. El croata se ha metido la titularidad en el bolsillo y ha dejado buenas sensaciones sobre el verde.

Con la plena confianza y apoyo de su compatriota Modric, Zizou le ha dado el protagonismo que tanto ansiaba.

Con mucho trabajo y sacrificio partido tras partido, Kovacic se ha ganado el respeto de la afición y de los responsables del club merengue. Y es que Mateo ha sido el centrocampista que ha jugado más retrasado durante estas últimas semanas.

Vuelven los intocables

Sin embargo, la enfermería ya empieza a dar las altas y el papel del croata comienza a estar en tela de juicio. Amenazado.

Aun sabiendo que ha dejado buen sabor de poca en los encuentros que ha disputado, con un 91,2% de acierto en el pase, su titularidad se ve apuntada.

Mientras Casemiro ya entra en las convocatorias, Toni Kroos ultima su recuperación a pasos agigantados; quiere estar en el Mundial de Clubes.

Por ello, el quebradizo de cabeza para diseñar la medular titular ya amenaza a Zidane. Si el francés quiere recuperar su esquema habitual, deberá sentar en el banquillo a Kovacic e Isco Alarcón.

Los dos futbolistas han rendido a un nivel alto, pero de no sentarles deberá dejar en la recámara a los intocables más veteranos.

El problema vuelve a sembrarse en el Santiago Bernabéu, Zizou deberá tomar decisiones. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad