Zidane tiende una trampa a James Rodríguez

stop

El entrenador del Real Madrid vende gato por liebre al colombiano

La bomba James Rodríguez estallará en 48 horas | EFE

23 de enero de 2017 (23:26 CET)

Gato por liebre. Es el resumen del trato extraoficial que Zinedine Zidane puso sobre la mesa de James Rodríguez. El técnico blanco se la tiene jurada al colombiano.

El entrenador del Real Madrid se planteaba seriamente confiar en James de cara al trascendental partido de Copa que se disputará este miércoles en Balaídos.

El Celta, con una suculenta renta obtenida en el Santiago Bernabéu (2-1), tiene mucho a su favor para solventar la eliminatoria y plantarse en las semifinales de la Copa del Rey.

Para ello tendrá que resistir las embestidas de un temible Real Madrid, que no hace mucho encadenó 40 partidos sin perder, aunque ahora ha sumado dos derrotas consecutivas.

¿Por qué la estrategia de Zidane pasaba por James?

Había varios motivos. El más importante: la plaga de lesiones. Casemiro se ha resentido de sus dolores, Modric arrastra problemas musculares y Asensio no termina de convencer.

Ello posibilitaba un centro del campo más ofensivo, con Kroos, Isco y James. O bien, una opción más precavida, con Kovacic. Teniendo en cuenta las urgencias, se barrunta más la primera.

Zidane le prometió hace unas semanas a James que iba a ser el hombre de la Copa. Pero las lesiones le impidieron jugar contra el Celta en la ida

Eso es, precisamente, lo que Zidane le vendió a un James que no ha mordido el anzuelo. En el entorno del colombiano no escapa que el duelo ante el club de Vigo es un partido trampa. Una eliminación del Real con el concurso de James Rodríguez podía terminar trasquilando definitivamente al 'cafetero'. Y no arriesgará. 

Rodríguez tira de molestias para plantar cara a 'Zizou' -"Se ha resentido de la otra pierna. Es una sobrecarga, no es una lesión...", avisaba el técnico para anunciar que James no estará ante el Celta-. No se siente al cien por cien. Y prefiere no jugársela.

James no será el saco de los golpes en el Real Madrid. Ni quien pague los platos rotos en un partido con mucho a perder y poco/nada a ganar.    

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad