Gareth Bale tiene un problema grave en el Real Madrid | EFE

Zidane tapa un lío bestial con Gareth Bale en el Real Madrid (y Florentino Pérez lo sabe)

stop

El técnico llega al límite con el de Cardiff

02 de agosto de 2017 (11:03 CET)

Otra vez. El chico de cristal de Murano volvió a romperse. Las lesiones han vuelto a fulminar a Gareth Bale. El galés no pudo terminar la sesión de entrenamiento que los de Zinedine Zidane estaban realizando en Chicago, como previa al amistoso que esta noche enfrentará a los blancos contra un combinado de jugadores de la Major League Soccer.

Cuando apenas faltaban 10 minutos para finalizar la sesión, el de Cardiff se echó la mano al talón de Aquiles de la pierna derecha y tuvo que retirarse del terreno de juego.

Los responsables médicos todavía no tienen un diagnóstico, pero es seria duda para el amistoso de este miércoles.

Todo sigue igal

Con todo, el curso ha empezado para Bale como terminó el anterior. Lesionado. El galés se pasó más de media temporada en el dique seco y reapareció unos minutos en la final de Cardiff ante la Juventus de Turín. Pero a su vuelta al trabajo después de las vacaciones, tres partidos y fuera. El crack vuelve a estar en la enfermería.

Para colmo, sus actuaciones en esta pretemporada han dejado muchísimo que desear., por no decir que ha sido catastrófico. EL jugador ha llegado muy lejos de su mejor versión/forma y este nuevo percance no hace otra cosa que avisar de los calvarios futuros que se avecinan con el británico.

Los responsables esperaban que con la nueva temporada llegara la mejor versión del delantero, pero lo cierto es que ha vuelto peor que nunca. 

Todo ello se ha convertido en un grave problema para el técnico del Madrid, que esperaba que ante la ausencia de Cristiano Ronaldo en la gira por Estados Unidos cogería las riendas del equipo y adquiriría los galones que hace tiempo que esperan que asuma en la casa blanca

Se acabaron las oportunidades

Pero Bale no ha sido capaz de dar el paso adelante ni sin el portugués y el último problema físico no mejora las cosas. Y es que  el delantero suma más de 250 días de baja, mientras que en sus apariciones sobre el terreno de juego han sido anecdóticas.

 El francés no hará más concesiones con el ex del Tottenham. El míster tiene claro que el Real no puede seguir esperando al galés. O se convierte en el líder desde ya o verá muy comprometida su situación en el equipo. Sin ir más lejos, Marco Asensio e Isco Alarcón están llamando con mucha fuerza a la puerta de la titularidad, y Zizou no tendrá miramientos para dejar a Bale en el banquillo si hace falta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad