Zidane tapa los graves problemas de un jugador del Real Madrid 

stop

Sale a la luz el verdadero motivo del debacle

Zinedine Zidane ofrece una rueda de prensa en el estadio Olímpico de la Pontaise en Lausana | EFE

13 de octubre de 2016 (13:14 CET)

Un bache. La función de Zinedine Zidane dentro del Real Madrid va más allá del terreno de juego. El técnico galo necesita tener a sus estrellas al 100%, por lo que debe encargarse de que todo marche sobre ruedas. Además del estado físico, los problemas psicológicos y emocionales también hacen estragos en el rendimiento de los jugadores sobre el césped. Por ello, el entrenador de un equipo debe actuar como un buen psicólogo. No es fácil gestionar los egos y los temas extradeportivos con ciertos cracks.

De hecho, este problema es el que está pasándole factura a Zizou con Karim Benzema en este tramo inicial de temporada. La sombra de las molestias persigue día sí y día también al delantero francés, aunque la realidad es más compleja. Desde que aterrizó en el Santiago Bernabéu en 2009, el galo ha sido un revulsivo de primer nivel. De hecho, ya ha jugado 325 partidos con la zamarra merengue y ha anotado 114 tantos.

Sin embargo, los últimos meses están siendo un auténtico debacle par el futbolista. Benzema terminó la pasada campaña a un buen nivel, pero este año no convence a la afición con su rendimiento sobre el terreno de juego. Las molestias en la cadera son la excusa perfecta para entender el bache por el que pasa el galo, aunque la realidad parece que va mucho más allá. 4

Zidane es el principal defensor de Karim dentro del club blanco, por lo que los problemas son tapados por el cuerpo técnico. De hecho, Zizou sabe que Benzema no está al 100%, pero sin embargo, se niega a quitarle de su once de gala. Álvaro Morata está a un ritmo superior, dejando mejores sensaciones en el campo, pero el entrenador madridista se niega a dejar en la recámara a Benzema. Es su protegido.

La clave de la cuestión

Más allá de las molestias físicas, Karim está atravesando por unos meses duros a nivel psicológico. Los temas extradeportivos le persiguen con fuerza y el foco mediático no se separa de él. Tan es así, que en la Eurocopa de Francia se decidió apartar al delantero por su vinculación con el presunto escándalo sexual. El 'caso sextape', por encima de todo, ha hecho estragos en la moral del francés. A este primer palo, se le sumó la lesión que sufrió en verano. Y es que Benzema regresó al Madrid tras las vacaciones estivales en un estado que muchos calificaron como 'lamentable'.

Por el momento, no ha conseguido darle la vuelta a la situación y, a día de hoy, la ansiedad por recuperar al espíritu goleador y el ritmo que le caracteriza también la persigue. Zidane está al corriente de todo ello, por lo que trabaja a nivel específico con el galo a la vez que intenta darle la vuelta a la situación cuanto antes. Necesita motivación. Karim es uno de los protegidos de Zizou, por lo que recuperar la mejor versión del crack es primordial en el cuerpo técnico madridista. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad