Zinedine Zidane | EFE

Zidane se lo carga (y el lío es monumental): última hora en el Real Madrid

02 de septiembre de 2019 (10:11 CET)

No lo está teniendo fácil. Vinícius lleva unos meses bastante complicados desde que Zinedine Zidane llegó al banquillo del Real Madrid en primavera. El míster galo es lo peor que le pudo pasar al brasileño.

El crack estaba siendo una de las pocas buenas noticias del equipo el pasado curso. El carioca era el único que insuflaba algo de optimismo a la afición en una de las peores temporadas de los blancos en los últimos años.

Pero en el tramo final de curso Vinícius se lesionó. Y cuando Zidane el brasileño estaba en la enfermería. Durante semanas no pudo entrar en los planes del míster. Y cuando lo hizo ya solo quedaban tres partidos de Liga. La temporada había terminado prácticamente para él.

Zidane no da bola a Vinícius

El crack esperaba que las cosas cambiaran este curso. Que Zizou le daría protagonismo. Pero nada más lejos de la realidad.

ZZ nunca vio en el jugador al crack que le vendieron desde la cúpula. No confía en el sudamericano. Considera que todavía le falta mucho camino que recorrer para ser ese crack que le consideran en la planta noble. Y esta desconfianza viene manifestándose desde hace semanas.

Primero con la llegada de Eden Hazard. Ambos juegan en la misma posición y con el belga en el equipo Vinícius no tiene sitio. Además, Zidane ha probado el ex del Flamengo en la izquierda, pero el resultado no fue bueno. Tampoco convenció al míster.

Vinícius, de más a menos

Por otro lado, la evolución de su protagonismo en los tres partidos disputados hasta ahora también deja claro que Zidane no cree en el brasileño.  Vinícius ha ido de más a menos. Fue titular en el primer partido, en el que disputó 69 minutos. Pero en los dos siguientes empezó desde el banquillo, disputando 33 minutos contra el Celta y 16 este domingo contra el Villarreal. Y tampoco se puede decir que haya sido un jugador destacado. No ha aprovechado las oportunidades.

Resultado de imagen de vinicius banquillo

Un panorama que deja claro que Zidane no quiere a Vinícius en el equipo y que quedará confirmado en cuanto Hazard esté recuperado de su lesión. Y si a Florentino ya no le está haciendo gracia ver a su fichaje en un papel secundario, menos le hará verlo cada fin de semana en el banquillo. El lío está servido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad