Sergio Ramos mete mano en el once del Real Madrid para el derbi (“¡No lo pongas!”) | EFE

Zidane se las tiene con Sergio Ramos: la bronca en el Real Madrid

stop

El míster pone los puntos sobre las íes al capitán

21 de agosto de 2017 (09:57 CET)

Camino de récord. Sergio Ramos sumó su expulsión número 18 desde que está en Primera División en el partido que enfrentó al RealMadrid y al Deportivo de La Coruña. El central ha igualado a Xavi Aguado y a Pablo Alfaro en esta faceta y está a una expulsión de llevarse el título del jugador que más veces ha visto la tarjeta roja en la máxima categoría.

Cúmulo de desporpósitos

El de Camas vio una primera amarilla por una trifulca con varios jugadores del Depor. A los jugadores gallegos no les gustó que el capitán blanco siguiera con el juego mientras el deportivista Bakkali permanecía en el suelo, lesionado.

Finalmente fue Luka Modric el que mandó el balón fuera del terreno de juego, pero ya era tarde. El lío ya estaba montado. Sergio primero abroncó al croata y después de encaró con los futbolistas locales para terminar dando un manotazo a Schär, lo que le valió la primera cartulina.

La segunda la vio en

Sergio Raos manoazoel minuto 92, después de soltar un codazo a Borja Valle en una lucha en el aire por el balón. Con todo, Ramos se perderá el partido que los blancos disputan contra el Valencia la próxima semana.

Sergio Ramos codazo

El aviso del míster

El asunto no le gustó nada a Zinedine Zidane, que terminó muy mosqueado. Considera que la expulsión del capitán es de lo más tonta, completamente evitable.

El míster señala que el Real no puede permitirse perder a los mejores y por esta acción absurda ya son dos cracks los que no podrán estar ante los ches: Ramos y Cristiano Ronaldo.

Pero el malestar del galo con es andaluz es doble, pues es el mismo Ramos el que a día de hoy todavía se niega a que Florentino Pérez cierre el fichaje de un nuevo central. Asimismo se lo hizo saber Zizou al defensa, al que le señaló los problemas de no tener otro central de primera línea.

Zidane ya lo dijo. La temporada será muy larga y muy dura, y ningún crack estará de más. El primer partido de Liga le ha dado la razón. Por mucho que le pese a Sergio, el francés no tendrá otro remedio que presionar a los responsables para que cierren  un último fichaje para la zaga en los próximos días.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad