Zidane saca a James Rodríguez a patadas del Real Madrid: la última bromita contra el colombiano

stop

El colombiano se acerca cada vez más a la puerta de salida

James Rodríguez cierra un acuerdo a espaldas de Florentino Pérez (y el Real Madrid)  | EFE

28 de abril de 2017 (13:59 CET)

Complicada. La situación que atraviesa James Rodríguez en el Real Madrid parece que no tendrá un buen final. No es un secreto en el club que el 'cafetero' no cuenta para Zinedine Zidane. El futbolista es uno de los primeros en la lista de salidas para la temporada que viene.

Buscando una salida para James

El míster ya trasladó a Florentino Pérez que lo pusiera a la venta el pasado verano. Pero las ofertas que llegaron cumplían con los requisitos del presidente –quiere ingresar una cifra similar a los 80 millones que los blancos pagaron por él.

En invierno también lo quiso colocar en el mercado, pero la sanción de la FIFA que prohibía al Madrid inscribir jugadores barró su salida. Zizou le pidió que del próximo mercado no pasara.

Pero el colombiano no valora otra opción que no sea quedarse en el Real Madrid o marcharse a un grande. El futbolista tiene contrato hasta el 2020 y tiene claro que, en todo caso, el principal problema lo tiene el club.

El último recurso

La única solución que encontraron desde el seno del club para que la situación llegara a buen término a final de temporada fue ponerlo en el escaparate y esperar a que algún grande picara.

Dicho y hecho, Zidane declaró su amor hacia el jugador públicamente y le dio minutos en momentos clave. Una jugada que no ha podido salir mejor en la T4 del Santiago Bernabéu.

En el Real se frotan las manos. Las buenas actuaciones del jugador están dando los mejores  frutos al equipo, tanto en el campo como en las oficinas. El sudamericano acumula nueve goles y 12 asistencias, y se sitúa como uno de los mejores centrocampistas de la Liga. Con todo, ya son varios los clubes que se han interesado por el media punta.

El Manchester United es el mejor posicionado y el interés de los blancos en David de Gea podría ser definitivo.

El jugador gusta a José Mourinho y James podría entrar en la operación. Pero los británicos no son los únicos interesados. Veremos qué decisión toma James a final de temporada.

Lo que empezó siendo una medida desesperada ha terminado siendo la mejor solución al problema.