Zidane revienta el once del Real Madrid-PSG (y Florentino Pérez interviene)

stop

El vestuario, a punto de saltar por los aires a menos de 48 horas de la Champions League

13 de febrero de 2018 (12:49 CET)

A falta de un día para el partido más importante del año para el Real Madrid, Zinedine Zidane se ha encontrado con un nuevo lío en el vestuario blanco. Todo gira en torno al once que debe jugar ante el PSG.

En la pasada jornada de Liga, el francés decidió sentar a Gareth Bale en el banquillo ante la Real Sociedad. Ese movimiento fue visto por muchos como un ensayo de Zidane con vistas a la Champions League.

Meter en el once a Lucas Vázquez y que el galés se quede fuera es una idea que está sopesando de manera muy seria el galo. De esta forma, el Real reforzaría el medio del campo jugando sólo con Cristiano Ronaldo y Karim Benzema en el ataque. Contra los vascos funcionó de maravilla. El Madrid acabó goleando y las sensaciones fueron buenas.

Gareth Bale monta un show

El caso es que al finalizar el partido la cara de bale era un poema. No se podía creer que en el último partido antes del vital partido de Champions, Zizou lo hubiese sentado. El cabreo fue monumental.

Y es que desde dentro del vestuario son varias las voces que apoyan a su entrenador en esta elección. Entre otras la del capitán, Sergio Ramos, que sabe que el extremos no está en su mejor momento y no es una mala opción sentarlo. Hay que ganar sea como sea.

De hecho, viendo que aún hay ciertas dudas sobre si jugará o no, en caso de que lo haga, el propio Ramos ya ha avisado que estará muy encima del crack. Quiere que, en el caso de estar en el once, se deje la piel.

Florentino Pérez interviene

Por suerte para Gareth, parece que los planes de su entrenador no son los mismos que los del presidente del club. Hace unos días, Florentino Pérez cogió a ZZ por banda y le pidió /exigió que ante los Neymar, Cavani y compañía debe jugar la BBC al completo.

Entre otras cosas porque tiene la intención de ponerlos en el mercado a final de temporada, y qué mejor escaparate que la alta competición europea. Si rinden, subirá su caché y el Madrid podrá fijar un precio más alto, si no cumplen, nadie estará en su contra si corta cabezas.

En apenas un día se resolverá la incógnita. Eso sí, como Zidane sigue a lo suyo y siente a Bale, la bronca puede ser de las grandes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad