Zidane prepara una locura en el once del Real Madrid para la final de la Champions

stop

El entrenador blanco está recibiendo presiones por todas partes

Zinedine Zidane tiene un problema, y gordo, en el Real Madrid | EFE

30 de mayo de 2017 (20:32 CET)

Le presionan los comentarios de los medios de comunicación. Una parte de la prensa se posiciona a favor de Gareth Bale pero la mayoría está a favor de Isco.

También presionan los agentes. Todos tienen muchos intereses, no solo deportivos sino también económicos. Es clave participar en la final de la Champions de Cardiff.

Y no es menos Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid, intervencionista como siempre ha sido, no puede contenerse. También da su opinión al hombre tranquilo.

Zinedine Zidane lidia con unos y otros. Todos quieren influir en su decisión final, pero no se quiere dejar amedrentar. Al menos, eso ha defendido en la rueda de prensa previa al duelo.

En el club blanco tienen claro que será un rival difícil. La Juventus es un club temible y cuenta con jugadores muy peligrosos. Hablan, incluso, del nuevo Messi.

Paulo Dybala fue el verdugo del Barça en los cuartos de final con dos goles demoledores en Turín. Dos palos que retumbaron en toda Italia para aniquilar al entonces favorito al título.

El Pipita Higuaín también llega al duelo con sed de venganza. No tiene ninguna Champions en su haber y salió escaldado del Madrid por su relación con Benzema.

El propio Marcelo ha reconocido en rueda de prensa que no ha hablado con Higuaín sobre el partido. No por nada, sino porque perdieron el contacto. El argentino no era un galáctico.

Allegri también se moja

Es evidente que será un duelo muy exigente. Y Zidane tiene la responsabilidad de elegir a los que estén mejor preparados.

"Gareth se acaba de recuperar de una lesión, ha jugado menos en los últimos meses, pero ya está perfecto", ha expuesto Zidane.

El galo ha reconocido que Isco está mejor en estos momentos porque lleva más partidos en las piernas y la tensión competitiva. Pero... ¿Y si da la sorpresa?

Hay quien argumenta que Zizou no se atreverá a dejar a Bale fuera siendo la final en Cardiff. Pero Isco está muy bien. Y Gareth asegura que no "estoy para aguantar 90 minutos".

Hasta el técnico de la Juve se ha mojado. Massimo Allegri dice que "con Bale tienen más control pero menos magia y con Isco tienen más magia pero menos control".

Hay quien sugiere que podría jugar con los dos. El propio Zidane lo comentó, medio en broma medio en serio. Podría quedar fuera Luka Modric. O la niña de sus ojos, Benzema. Pero la decisión final será otra: Isco en el once y Gareth en la recámara. Una locura aplaudida por la mayoría, pero con consecuencias: Gareth no está para jugar el partido entero, pero sí espera hacerlo de inicio. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad