Zidane pide a Florentino Pérez que dinamite un fichaje del Barça| EFE

Zidane pide a Florentino Pérez que dinamite un fichaje del Barça

stop

El presidente del Real Madrid pasa a la acción para evitar un fichaje terrorífico

12 de octubre de 2017 (11:24 CET)

Se acerca la hora de la verdad en . Más allá del controvertido escenario político que flirtea con la separación de y España y que tiene alborotadas las calles de la capital catalana, hay asuntos de gestión deportiva que deben cocinarse en la entidad más importante.

El Barça debe ponerse las pilas para mejorar una plantilla que está rindiendo bien con Ernesto Valverde, pero que ha quedado debilitada tras un verano muy movido.

La salida de Neymar fue paliada con el solo fichaje de Ousmane Dembelé, que se lesionó a las primeras de cambio y estará parado hasta enero.

El club catalán, que acaba de sellar importantes cambios en la estructura ejecutiva –la baja de Albert Soler ha sido asumida por Guillermo Amor, más cercano a los futbolistas–, sondea la contratación de un súper crack para el próximo verano.

De hecho, la entidad se quedó a las puertas de firmar el fichaje de Coutinho y, visto lo visto, cada vez hay menos interés en el jugador del Liverpool. Lo que ahora interesa es mucho más top.

Tanto que el Real Madrid ya ha puesto en marcha la maquinaria para evitarlo. Porque no gusta. Porque asusta. Y ese elegido se llama Antoine Griezmann.

El Principito era “el hombre”. El futbolista al que el Barça debía fichar tras la marcha de Neymar. La operación saldrá por 100 millones de euros si no hay modificaciones en su contrato.

Griezmann está por la labor, pero en verano no podía ser porque el Atleti no podía fichar y el galo no veía bien dejado tirado a un club que le ha dado mucho. Pero saldrá el próximo verano.

Guerra por Griezmann

Y el Barça está llamado a ser su destino siempre y cuando se resuelva una posible problemática con Luis Suárez, jugador que se hace mayor y que no termina de encajar en los esquemas de Valverde.

Mientras la nueva cúpula ejecutiva y la directiva dilucidan estas cuestiones –e incrementa los acercamientos tanto con Griezmann como con el Atlético–, Florentino Pérez se mueve en la sombra: no quiere ver al ariete galo en el Barça ni en pintura.

Zidane avisó al presidente blanco de las intenciones de Griezmann. Es más fácil que se vaya al Barça que al Madrid. Pero el club blanco debe intentar convencerlo. Se entrometerá en el camino del club azulgrana. Pondrá todos los obstáculos, habidos y por haber.