Zidane pasa factura a Sergio Ramos por culpa de Pilar Rubio

stop

El entrenador del Real Madrid no está por tonterías y exige el máximo compromiso

Pilar Rubio tira de la manta: los pechos más falsos de la televisión

20 de noviembre de 2016 (18:31 CET)

Zinedine Zidane siempre habla maravillas de Sergio Ramos. Su frase más recurrente es un cómplice recordatorio: "Es nuestro capitán". Pero ello no significa que le dé mano ancha.

Zizou, que en la previa del Atlético-Real Madrid se reía al recordar los inicios de su relación con Ramos –"los dos teníamos más pelo"– no dio ni un minuto al camero en el Vicente Calderón.

Mucho se ha especulado sobre los por qués que motivaron la decisión del francés. Aunque, la abultada victoria (0-3) ha hecho que la posible polémica pasase desapercibida.

Los motivos para no contar con Ramos

Zidane prefirió dar chance a Varane y Nacho, los centrales a priori suplentes de la plantilla. Y lo cierto es que ambos cumplieron sobradamente. El central español se está destapando este curso, mientras que el francés fue menos irregular que de costumbre.

Los motivos principales responden al estado de salud de Ramos: recién recuperado de una larga lesión, era mejor no forzar al capitán blanco.

Sin embargo, hay otros motivos que pesaron en la balanza de Zidane a la hora de tomar la decisión. Y, curiosamente, no influyó Florentino Pérez, partidario de que Ramos estuviese sobre el terreno de juego por su veteranía y galones.

Cuestión de prioridades

El motivo que llevó a Zidane a recular con Ramos se encuentra en la pareja de éste: Pilar Rubio. La presentadora, actriz y modelo de 38 años se fue con su querido a pasar unos días en Londres.

La escapada no sería polémica si no fuese porque Ramos estaba en plena fase de recuperación. La proximidad del derbi aconsejaba que el camero se quedase en Valdebebas para mejorar lo más rápido posible, pero optó por fugarse a pasar un fin de semana romántico.

Desde el entorno del jugador, no obstante, circula el rumor de que Zidane ya le avisó de que no jugaría contra el Atlético y, por este motivo, Ramos aceptó ir a Londres.