Florentino Pérez y Zinedine Zidane  | EFE

Zidane o la bomba que remata a Florentino Pérez (y al Real Madrid). Y estalla en 48 horas

stop

El ex técnico blanco echa más leña al fuego

31 de octubre de 2018 (21:10 CET)

Zinedine Zidane está siguiendo desde la distancia la crisis del Real Madrid. El técnico francés está comprobando ahora como su marcha del Bernabéu fue más que una buena decisión. Los líos en el vestuario, y entre éste y la directiva no han hecho más que ir creciendo. Y, como bien sabe Zizou, no pararán.

Y es que el francés sabe de buena mano la sustitución de Julen Lopetegui y el ascenso de Santiago Solari del filial al primer equipo no va a ser precisamente la solución que muchos esperan en el madridismo. Todo lo contrario.

La bomba que remata a Florentino Pérez

Tanto es así que Zidane considera que, en esta dura batalla que han mantenido Sergio Ramos, líder del vestuario, y Florentino Pérez, líder de la directiva, ha salido ganador el central andaluz.

Mariano, Lucas Vázquez, Sergio Ramos e Isco | EFE

Y eso no es bueno para los intereses del club. No porque Florentino salga perdiendo, sino porque el hecho de que el de Rosario haya sido nombrado técnico del Madrid no hace otra cosa que prolongar la buena vida de Ramos y el resto de jugadores de su entorno en Valdebebas.

La idea que tenían en la junta era la de echar a Lopetegui para traer a un técnico con mano dura y al que no le temblase el pulso a la hora de sentar a intocables. Solari no es eso. Solari, como apuntan muchos en las redes, se va a convertir en el “nuevo muñeco de Ramos”.

El argentino no tiene carisma, caché, ni conocimientos como para revertir una situación tan delicada como la que se encuentra ahora el Madrid. Tener al clan de los españoles contento no va a hacer que el equipo juegue mejor, ni que los delanteros marquen, ni que la defensa de un paso al frente.

Santiago Solari | EFE

Con Lopetegui ya estaban más que tranquilos sabiéndose los amos del vestuario y las cosas han ido como han ido. Zidane lo sabe, y la bomba no tardará en estallar.

De hecho, cuentan desde el entorno blanco que la pitada que se van a llevar en poco más de 48 horas los jugadores y el palco el próximo sábado en el Bernabéu va a ser de las gordas. Y ojo que como los blancos no hagan un buen partido esta noche en Melilla el ridículo puede ser mayúsculo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad