Zidane no se habla con un jugador del Real Madrid (y pide a Florentino Pérez que lo eche) | EFE

Zidane no se habla con un jugador del Real Madrid (y pide a Florentino Pérez que lo eche)

stop

El técnico blanco quiere a un futbolista fuera de la plantilla

28 de agosto de 2017 (18:28 CET)

El partido ante el Valencia parecía la oportunidad perfecta. El equipo che es rocoso e incómodo para los blancos, y más bajo el mando de Marcelino García Toral.

Con las bajas de Sergio Ramos, Varane y Jesús Vallejo, Marcos Llorente podía haber ocupado la demarcación de central para mantener a Casemiro en su hábitat natural. Pero Zizou reubicó al brasileño y apostó por Kroos en el medio centro.

Incluso la amarilla a Casemiro no afectó a la decisión del entrenador marsellés. Marcos Llorente no disputó ni un minuto y su futuro parece apuntar lejos de Madrid.

El gesto poco significativo

Frente al Deportivo de la Coruña en Riazor, Zidane permitió a Llorente disputar sus primeros minutos oficiales como blanco. Parecía una declaración de intenciones de que contaría con él a lo largo de la temporada pero resultó ser un test.

El centrocampista no aprovechó su cuarto de hora para hacerse notar en el centro del campo blanco y Zidane dictó sentencia. No ha vuelto a dirigirse a Llorente y ha pedido a Florentino Pérez que le busque un nuevo destino.

Las opciones de Llorente

El desencuentro entre jugador y técnico viene de los tiempos en el filial madridista, donde Zizou no era aun seguidor empedernido del canterano.

Llorente quiere triunfar en el Santiago Bernabéu, pero no puede pelar una batalla perdida. Por esa misma razón, valora todas las opciones a su alcance.

El Atlético de Madrid mostró su interés por hacerse con Llorente para devolver a los merengues la jugada de Theo Hernández, pero Florentino estuvo rápido para blindarlo y evitar que recalara en el nuevo Wanda Metropolitano.

Las opciones del medio centro pasan por una nueva cesión dentro de la liga española. Pese a que Zidane no cuenta con él, la directiva confía en el futuro de un jugador blanco hasta la médula.