Zidane negocia un fichaje para el Real Madrid a espaldas de Florentino Pérez

stop

Los deseos del francés se contraponen a los del presidente

Conflicto de intereses entre Zidane y Florentino | EFE

13 de enero de 2017 (09:18 CET)

Florentino Pérez lo tiene claro. El presidente madridista quiere vestir a Paulo Dybala con la camiseta del Real Madrid la temporada que viene. Ese es su deseo y agotará todas las opciones hasta que logre hacerse con sus servicios.

Para el dirigente, contratarlo sería un tiro certero en varias direcciones.

Florentino tiene sus razones

El delantero es uno de los jugadores que apuntan a liderar el fútbol europeo en los próximos años. Tenerlo en el equipo significará tener una de las mejores armas y que el resto de equipos no la tengan.

Significaría dejar al Barça sin uno de sus caprichos. Los azulgrana también están interesados en el futbolista de la Juventus de Turín y dejarles con la miel en los labios sería un muy buen golpe a la entidad catalana.

Una operación así también molestaría a Leo Messi. El '10' culé sabe que el Madrid sigue una tónica ascendente mientras que su equipo está cada vez más hundido. A corto plazo el escaparate del Madrid será mucho mejor que el del Barça.

El técnico discrepa

Pero Zinedine Zidane no termina de tenerlas todas consigo. El argentino gusta en el cuerpo técnico pero el francés pensó en otro plan hace tiempo y todavía sigue vigente.

Las ofertas a la baja por James Rodríguez y la imposición del presidente de traer a Álvaro Morata frustraron la operación más deseada por el francés, que incluso había tanteado a su objeto de deseo.

Zidane ya habló con él y le pidió paciencia. Si no era el verano pasado será el que viene. El técnico le ha asegurado que el Real Madrid irá a por él a final de temporada.

El míster está seguro de poder hacer cambiar de opinión a Florentino para que los esfuerzos económicos vayan destinados a la contratación de Eden Hazard y se olvide de Dybala.

Zinedine cree que el joven delanteroes un melón por abrir y que hay que darle un poco más de tiempo, mientras que el belga  es un jugador contrastado y de garantías.

El entrenador no pierde contacto con el belga y seguirá insistiendo a Florentino Pérez hasta que logre hacerlo cambiar de opinión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad