Zidane manda para casa a un protegido de Florentino Pérez en el Real Madrid

stop

El técnico liquida públicamente al jugador

Zidane sentencia de los protegidos en público | EFE

22 de enero de 2017 (14:28 CET)

El Real Madrid pagó una morterada por él. Llegó en 2015 con la insignia de mejor lateral de Europa. Un año y medio después está más fuera que dentro.

No cuenta para Zinedine Zidane. En su primera temporada disputó 1.495 minutos de los 2.340 totales que jugó el equipo dirigido por Rafa Benítez y por Zizou. Concretamente disfrutó del 63,8% del tiempo sobre el terreno de juego.

Nada que ver con el curso actual. Danilo acumula 531 minutos de los 1.710 que ha disputado el conjunto blanco entre todas las competiciones.

Los blancos, además, han disputado más partidos este año. A la Liga, Copa y Liga de Campeones hay que sumar la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

Todo apuntó a que este fin de semana Danilo da Silva tendría su oportunidad ante el Málaga. Antes del partido el entrenador aseguró que cuenta con él.

El Bernabéu juzga

La lesión de Carvajal le abría aún más las puertas de la titularidad. No había duda de que estaría desde el inicio titular.  Sin embargo Zidane decidió darle el puesto a Nacho.

Con el gesto de dejarlo en el banquillo le señaló públicamente como uno de los grandes culpables de la derrota ante el Celta. Tanto es así que fue pitado cuando se escuchó su nombre por megafonía. El galo puso al jugador en manos de la afición y la sentencia fue unánime.

Ejecución pública

En el transcurso del partido, la lesión de Marcelo volvió a abrirle la luz de la esperanza. Pero no. Una vez más se hizo más que evidente el ex lateral del Oporto no cuenta para nada.

El míster retocó casi toda la disposición del equipo para no tener que meter al defensa. Cambió a nacho de banda, retrasó la posición de Lucas Vázquez,  dio entrada a Isco Alarcón y liquidó a Danilo. Todo un rompecabezas.

En la rueda de prensa posterior al partido le preguntaron por su decisión. El francés aludió a "unas pequeñas molestias" y no quiso forzarlo para poder tenerlo al 100% en la vuelta de la Copa. Lo que no explicó fueron los motivos de su convocatoria. Si estaba lesionado no tenía razón para estar en el banquillo.

El próximo miércoles veremos cuánta verdad hay en lo que dice el galo. Lo que dejó claro ayer delante de todo el Santiago Bernabéu es que si es por él ya puede hacer las maletas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad