Zidane lía la de Dios con una filtración que mata a una estrella del Real Madrid | EFE

Zidane lía la de Dios con una filtración que mata a una estrella del Real Madrid

stop

El francés no termina de encajar sus piezas

11 de agosto de 2017 (16:05 CET)

Zinedine Zidane es un hombre persistente. Con una sonrisa frente a las cámaras y toda la tranquilidad del mundo consigue ejecutar sus planes a su debido tiempo.

La temporada pasada dejó claro que no contaba con James Rodríguez y el colombiano acabó saliendo del club a marchas forzadas este mismo verano.

Esta temporada, el francés mantiene que cuenta con Gareth Bale y que su plantilla está perfectamente tal como está – a falta de un central con experiencia que apuntale su defensa.

Sus gestos en los partidos, en cambio, apuntan a una postura totalmente contraria. Zidane tiene un problema para encajar a todos sus futbolistas y sólo puede solucionarlo con la marcha de uno de ellos.

Bale sigue en la cuerda floja

Cristiano Ronaldo se acababa de incorporar a la disciplina madridista y no pudo formar de inicio ante el Manchester United. Aún así, la inclusión de Bale en el once inicial pareció forzada.

El galés ocupó el puesto de Ronaldo, pero no tiene una posición pensada específicamente para sus características.

El esquema más favorecedor para el conjunto blanco es el 4-4-2 formado por Casemiro, Kroos, Modric e Isco. Ronaldo y Benzema arriba hacen el resto, y el encaje de Bale obligaría a volver a un 4-3-3 en detrimento del malagueño.

Bale no tiene la capacidad entre líneas para quitarle el puesto a Isco ni el instinto asesino para remplazar a Ronaldo. Si forma en el once inicial, es en perjuicio del esquema que mejor sienta al total del conjunto. Zidane no quiere continuar sacrificando su estabilidad por hacerle hueco, e insiste a Florentino en que le busque salida.