Zidane enfrenta a dos cracks del Real Madrid

stop

El entrenador galo no mide a todos sus futbolistas por el mismo rasero

Florentino Pérez le pone la cruz a una estrella del Real Madrid | EFE

08 de enero de 2017 (12:59 CET)

Zinedine Zidane ha dejado al descubierto su cara más injusta. El lado menos parcial y partidista del técnico francés.

El entrenador del Real Madrid tiene muy claras sus preferencias en la plantilla. Deja totalmente de lado las estadísticas individuales o el rendimiento real de algunos jugadores cuando ello puede perjudicar a una de sus niñas bonitas.

El debate está servido. Los diarios de Madrid lo están explotando desde que arrancó la temporada. Y tienen argumentos al alcance de la mano para hacerlo. La polémica está en la delantera.

Karim Benzema y Álvaro Morata se disputan la posición de nueve en el Madrid. Pero la competición solo existe para la prensa. Para Zidane no hay ninguna duda. Ni media.

Benzema, el favorito

El técnico galo cree a pie juntillas en Benzema. El delantero francés es uno de sus mimados. Uno de los intocables en el Madrid.

Karim marcó este sábado contra el Granada y elevó su promedio goleador. Además, jugó los 90 minutos de partido. Morata no saltó al terreno de juego.

Zidane ha decidido que Morata sea el delantero de la Copa. Junto a James Rodríguez y Marco Asensio será el futbolista encargado de guiar al Madrid a la gran final.

Morata fue titular en Copa, contribuyó a la goleada sobre el Sevilla –aunque no marcó– y abandonó el terreno de juego a última hora para dar unos minutejos a Mariano.

Morata, a la Copa

Ni Benzema ni Cristiano Ronaldo contaron con minutos en el duelo copero, pero lo jugaron todo ante el Granada. Zidane tiene claro quienes están para la Copa y a quien debe reservar para la Liga y la Champions.

Benzema suma ya 11 goles anotados en lo que va de curso y ha participado en 21 encuentros. Morata, por su parte, ha marcado ya nueve goles en 22 partidos.

La situación entre los dos delanteros es similar a la que enfrenta a Isco con James. Por bien que lo haga el colombiano, Zidane confía más en el medio español.