Zidane destripa a Cristiano Ronaldo en un informe interno para Florentino Pérez en el Real Madrid

stop

El entrenador blanco confirma los peores presagios para el cuatro veces Balón de Oro

Cristiano Ronaldo mantiene una charla con Florentino Pérez | EFE

21 de febrero de 2017 (20:12 CET)

Confirmados los peores pronósticos. El drama está servido. Cristiano Ronaldo ya no es imprescindible para el Real Madrid. Los 40 millones de euros que cobra son, cada vez más, estériles.

Florentino Pérez maneja un informe interno que coloca al de Madeira en el disparadero. La conclusión del citado documento, desde el ámbito deportivo, es un consejo: vender al delantero portugués en el próximo mercado de verano.

Zinedine Zidane ha puesto su grano de arena en la confección del mismo: el Real Madrid está perfectamente compensado, pero necesita una pronta revolución. Lo bueno es que llevan 10 partidos ganados de 11 jugados sin el crack portugués. 

Florentino encargó el informe a su director general, José Ángel Sánchez, que ha hablado con distintos profesionales para poder cerrarlo. Ha tocado el ámbito del deporte, pero también el del marketing. 

Del mismo se desprende que Zidane ha logrado el equilibrio que la entidad llevaba años buscando. Pero también que hay varios jugadores a los que el proyecto se les queda grande.

Cristiano es uno de ellos. Se ha demostrado innecesario. Contra el Sevilla en Copa, el Madrid no lo necesitó para arrollar a uno de los equipos más en forma de la Liga. Además, los de Nervión no dejaron nada en el banquillo. Jorge Sampaoli fue con todo al Bernabéu.

Aunque en los últimos partidos, ante el Nápoles y el Espanyol, Cristiano ha subido ligeramente el nivel, los especialistas lo ven muy lejos de su mejor estado de forma. Aún le queda fútbol, pero el declive ya ha comenzado. 

Le salva la imagen

El otro aspecto a favor del portugués que se puede leer en el informe no corresponde al ámbito deportivo. Sánchez habló con especialistas del sector empresarial para concluir que al Madrid le interesa seguir vinculado a la imagen de CR7 solamente por una cuestión de marketing.

Hoy por hoy, la marca Cristiano Ronaldo es universal. Y lo seguirá siendo mientras siga en el Madrid. El binomio funciona, pero hay que empezar a buscarle el relevo. Su juego no soportará por mucho tiempo la comparativa. El cuarto Balón de Oro solo la sostiene por los pelos.

La realidad es que en el Madrid saben que Cristiano está acabado. Que le ha llegado la hora. Pero deben intentar alargarlo mientras dé réditos comerciales.

Lejos han quedado las grandes noches mágicas del luso, cuando regateaba a dos jugadores, lanzaba la diagonal y colocaba su obús en la escuadra de la portería de forma habitual.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad