Zidane cierra un pacto con Gareth Bale (y Cristiano Ronaldo pide una reunión de urgencia con Florentino Pérez)  

stop

El regreso del galés alegra al Real Madrid

Gareth Bale medita dejar plantado al Real Madrid por un informe que aterroriza al crack de Florentino Pérez

14 de febrero de 2017 (17:29 CET)

Puesta a punto. A finales de noviembre, todas las alarmas saltaron en el seno del Real Madrid. Gareth Bale se lesionó de gravedad. Una dolencia en su tobillo derecho le impidió jugar durante varias semanas.

Un quebradero de cabeza para Zinedine Zidane, ya que perdía a su mejor activo en ataque. El delantero de Cardiff estaba siendo el jugador más regular de la BBC.

Con Karim Benzema y Cristiano Ronaldo más que desaparecidos, el galés era el gran seguro en estas líneas defensivas.

Salvados por la campana

Para fortuna de muchos, durante estas semanas, Zizou se ha topado con la mejor versión de Lucas Vázquez. Además, CR7 ha dejado destellos de calidad de líder en el campo. Ni rastro de Benzema.

Eliminados de la Copa del Rey y recién salvados de un bache, el mal ha sido reconducido. Ahora bien, la afición y el cuerpo técnico reclaman a gritos a Bale.

Para fortuna de muchos, Zidane y el inglés ya han pactado la fecha de su regreso. Y es que aunque Gareth ya entrena con sus compañeros, el técnico galo prefiere no correr ningún riesgo.

Por ello, la fecha marcada en rojo en el calendario del atacante de Cadiff llegará el próximo fin de semana. El sábado, en casa y ante el RCD Espanyol, el galés reaparecerá. Por fin.

La prioridad máxima de Zidane

El regreso del inglés ha sido tratado como una prioridad máxima por el francés.

Tanto es así que Eduardo Inda desveló el pasado lunes en El Chiringuito de Jugones: "Gareth Bale quiere jugar ante el Nápoles pero Zidane le ha dicho que le va a reservar para el partido ante el Espanyol de este fin de semana. Salvo sorpresa incluso ni le van a convocar para el partido del Nápoles y si le convocan sería para no jugar. Tiene el físico del mejor Bale de siempre".

Cristiano toma las riendas

Ante esta situación, parece ser que el crack luso ha pedido hora para hablar con Florentino Pérez.

'Cris' es consciente de que su rendimiento no es el deseado. Por ello, tiene la mosca detrás de la oreja. No quiere que la llegada de Bale ponga en jaque su titularidad.

Así pues, quiere pasar por el despacho del mandamás para asegurarse el protagonismo absoluto. Desea que el presidente merengue le prometa el liderazgo absoluto. Bale llega pisando fuerte