Florentino Pérez ata el primer fichaje galáctico de Zidane para el Real Madrid en una reunión relámpago | EFE

Zidane autoriza la salida de un fichaje de Florentino Pérez del Real Madrid

stop

El marsellés abre la puerta a un futbolista

13 de octubre de 2017 (19:01 CET)

Florentino Pérez decidió emprender una nueva política de contrataciones tras el Mundial de Brasil. Previendo la incipiente inflación del mercado y asumiendo que las grandes estrellas no siempre son sinónimo de éxito –Kaká es un claro ejemplo- prefirió apostar por el talento joven.

Gracias a esta nueva política han llegado al primer equipo jugadores como Marco Asensio o Dani Ceballos, y al Madrid Castilla cracks como Federico Valverde, ahora en el Deportivo de la Coruña, o Martin Odegaard, cedido al Heerenveen holandés.

El fichaje de Odegaard ha sido seguid con lupa desde que se produjo. El noruego fue objeto de deseo de muchos clubs europeos y decidió quedarse en el Real Madrid tras visitar sus instalaciones de Valdebebas.

Habiendo sido convocado con la selección absoluta con sólo 16 años, se esperaba que rompiera en el nuevo Messi de inmediato. Su adaptación, no obstante, ha sido algo más lenta y por eso decidió salir cedido al futbol holandés.

Un nuevo paso en su carrera

En su segundo año, Odegaard está cuajando en la Eredivisie y el Madrid ya piensa en cuál debe ser el siguiente paso en su formación, que pasa por conseguir experiencia en la Liga española.

La dirección deportiva blanca se ha puesto manos a la obra para buscar el destino ideal para el nórdico y ya hay un club que se ha postulado como primer candidato para recibirlo con las manos abiertas. Y cuenta con la aprobación de Zinedine Zidane.

El Valencia CF de Marcelino García Toral está siendo un receptor de diversos jugadores madridistas en los últimos años como Álvaro Medrán, Dani Parejo, Denis Cherysev o los arietes Soldado y Negredo. El buen rumbo que ha sabido imponer el nuevo técnico, además, convierten a los de Mestalla en un destino perfecto para Odegaard.

Bajo la mano de Marcelino, Odegaard podrá crecer tácticamente en la dinámica de un equipo que espera clasificarse para Europa este año. Su cesión sería por dos años y tras ella, el Madrid espera recuperar a un jugador capaz de marcar la diferencia al más alto nivel.