Florentino Pérez y Zinedine Zidane  | EFE

Zidane a Florentino Pérez: “Es el mejor del mundo”. Fichaje (y sorpresa brutal)

stop

El técnico galo pone a un galáctico encima de la mesa

15 de octubre de 2019 (18:55 CET)

Zinedine Zidane no quiere volver a quedarse con la miel en los labios. Cuando se reunió con Florentino Pérez para negociar su vuelta al Real Madrid, el técnico galo le dejó muy claro al presidente que solo se volvería a sentar en el banquillo si era él, y solo él, quien tuviera el control de los fichajes.

Algo a lo que, en principio, el presidente accedió. Sin embargo, pasaron los meses, Zidane dejó muy claro qué fichajes quería sí o sí y Florentino no accedió a ellos. El mejor ejemplo de esta ‘traición’ del máximo responsable del club a su técnico fu el caso Paul Pogba.

El centrocampista era, junto a Hazard, el galáctico que puso encima de la mesa desde el primer día. Pero Florentino no quiso en ningún momento pagar el alto precio que pedían desde Manchester por el galo.

Un problema, el del excesivo precio, que no tuvo al fichar a Militao por 50 millones y a Jovic por 60, dos jugadores que, como bien sabían muchos en el vestuario y en la grada, no han tenido precisamente mucho protagonismo con Zidane al frente del equipo.

Zidane

Zinedine Zidane mueve ficha

Es por eso que Zidane ha movido ficha ahora. No quiere ver como el club le niega ciertos fichajes argumentando que son caros mientras va pagando millonadas por jugadores que no valen precisamente lo que el Real ha pagado por ellos.

Zinedine tiene muy claro que el ataque del Madrid debe reforzarse con un jugador top. De momento ya tiene a Eden Hazard y a Karim Benzema, dos jugadores que para él son y serán indiscutibles. Le falta la tercera pieza.

Una tercera pieza que no va a ser Gareth Bale. El míster dejó muy claro al inicio del verano que quería al de Cardiff fuera. El problema es que las ofertas que llegaron por Bale fueron tan ridículas que Florentino no quiso malvenderlo. Tampoco el extremo puso mucho de su parte.

Creía que, por mucho que Zidane no apostara por él, su calidad acabaría imponiéndose a la negativa del Zizou. Algo que no ha pasado y que ha provocado que desde el entorno de Gareth ya se hable abiertamente con el club para buscar una solución en forma de salida.

Por otro lado, no es ningún secreto que Florentino sigue empeñado en que Vinícius triunfe. El brasileño tiene talento, mucho, pero también le falta mucho para poder ser considerad un crack y una pieza indispensable del ataque blanco. Y Zidane lo sabe. Es más, si fuera por el galo, el carioca se marcharía cedido para que creciera futbolísticamente.

Gareth Bale | EFE

Con el galés descartado, Vinícius muy verde, Asensio lesionado y Jovic sin acabar de convencerle, Zidane ha movido ficha y ha puesto otro nombre encima de la mesa: Sadio Mané.

La apuesta de Zidane es Mané

El extremo del Liverpool es, cuenta desde dentro, uno de los jugadores que tiene ‘enamorado’ a Zidane. De ahí que el pasado verano se tanteara su fichaje. Pero, de nuevo, el alto precio que puso el Liverpool unido a las dudas del delantero sobre el proyecto del Real, acabaron por descartar su llegada.

Sin embargo, viendo ahora que la delantera del Real necesita un revulsivo, Zizou está apretando de nuevo por él. Cuentan que incluso Zidane coincide con uno de los mitos del conjunto inglés, Jamie Carragher, al considerar a Manéel mejor del mundo” en su posición.

El central inglés, ya retirado, se mostró muy claro hace poco en una entrevista: “Después de los dos primeros partidos con el club ya me asombró, creo que junto a Sterling es el mejor extremo izquierdo del mundo. Lo adoro, es mi jugador favorito del Liverpool, es brillante, siempre tiene una sonrisa y además de convertir goles los regala a los compañeros. Creo que además fue el primer fichaje de Klopp, y tengo la impresión de que mejora día a día. Es una máquina”

Y Zidane lo quiere. Falta ver ahora si Florentino está dispuesto a hacer este esfuerzo económico por Mané o no. Entre otras cosas porque sabe que los de Anfield no tienen intención alguna de vender a una de sus estrellas.

Y más a un rival directo en la Champions League como es el Madrid. Si el Real quiere a Mané, deberá dejar mucho dinero en las arcas red para convencer a un Klopp que no es precisamente un tipo que suela vender a sus estrellas de forma fácil. Y sino que se lo digan al Barça con Coutinho.

De momento, y más viendo como la posibilidad de hacerse con Paul Pogba se van apagando cada vez más, Zidane apuesta ahora por presionar a Pérez con Mané, un galáctico top, un jugador que sí que marcaría diferencias.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad