“Ya vacía la taquilla”. Isco avisa de una salida inminente en el Real Madrid

stop

El futbolista tiene los días contados en el vestuario blanco

30 de diciembre de 2017 (10:00 CET)

Cuenta atrás. Falta muy poco tiempo para que se abra la persiana del mercado futbolístico invernal. Los grandes de Europa hace semanas que trabajan en busca de lo que pueda ser una buena oportunidad para reforzar sus respectivos equipos. Y entre ellos estará el Real Madrid.

Los blancos empezaron la temporada como un tiro. Los de Zinedine Zidane pasaron por encima del FC Barcelona en la Supercopa de España y superaron sin mucho esfuerzo al Manchester United de José Mourinho en la de Europa.

De más a mucho menos

Pero en las competiciones propias de esta temporada, LaLiga y la Champions League, el conjunto merengue no está ni cerca de lo que esperaban los responsables y los aficionados madridistas.

Descolgados de la lucha por la competición local, a 14 puntos del Barça, y clasificados como segundo en la fase de grupos de la Liga de Campeones, el equipo está lejos de las expectativas generadas en las primeras semanas de la temporada.

Por eso los mandatarios quieren da un giro a la situación. Más aun con el doble choque europeo contra el Paris Saint-Germain. Perder contra los franceses podría dejar al Real solo pendiente de la Copa del Rey a principios de marzo, lo que sería un auténtico fracaso.

Primer refuerzo

No obstante, el primer fichaje no será en vistas a corto plazo, sino más bien a medio/largo plazo. Este será Kepa Arrizabalaga, del Athletic Club, por el que el Madrid no esperará hasta junio para cerrar su fichaje. El portero quedaba libre a final de temporada, pero Florentino no quiere esperar y que alguien le pase la mano por la cara. Es la apuesta personal del empresario.

Una operación que conlleva un daño colateral para un miembro de la plantilla blanca. Kiko Casilla se queda sin sitio en el primer equipo madridista.

“Ya vacía la taquilla”, apuntan en el clan de los españoles formado por Isco Alarcón, Marco Asensio y compañía. Saben que a partir del 1 de enero tendrá las horas contadas en Chamartín