Santiago Solari | EFE

Y no es Isco: a gritos con Solari en el Real Madrid (y Sergio Ramos interviene)

stop

Bronca en el vestuario blanco con el técnico argentino

23 de enero de 2019 (10:36 CET)

En el punto de mira. Marcelo es uno de los jugadores que está siendo más cuestionado esta temporada. El lateral brasileño está firmando uno de sus peores cursos desde que aterrizó en Chamartín en el 2007.

El lateral está siendo víctima de más lesiones que nunca. Ya no aguanta físicamente como antes. Y eso también se nota en sus apariciones sobre el césped. Y es que el nivel demostrado cuando se ha vestido de corto ha dejado mucho que desear.

Una situación que no pasa desapercibida a Santiago Solari, que no ha dudado en sentarlo cuando ha sido necesario. Y ojo: su mal estado tampoco pasa de rositas para los aficionados.

Solari no se casa con nadie

Por ejemplo, en el choque contra la Real Sociedad, en el que estaba dejando mucho que desear, Solari lo sentó en el segundo tiempo, mientras en su camino al banquillo los aficionados le dedicaron una sonora pitada.

Marcelo | EFE

Y tan descontento quedó Solari con el carioca que lo dejó fuera en la siguiente convocatoria, en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Leganés. Y hubo más. Contra el Real Betis se lo llevó con el equipo, pero no le dio ni un minuto.

El técnico decidió darle otra oportunidad en el choque de vuelta contra el Leganés, cuando ya estaba todo prácticamente decidido con el 3-0 de la ida. Y no solo le devolvió la titularidad. Lo situó en la zona de ataque, liberándole de trabajos en defensa.

Pero ni así. Marcelo firmó una actuación de lo más discreta, y Solari tuvo suficiente. Así, contra el Sevilla el pasado sábado, volvió a dejarlo sin disputar minutos. Y ya van dos partidos seguidos en Liga.

Pero en esta ocasión los motivos de Solari tenían un plus añadido a su mal rendimiento. Y el asunto se arrastraba desde el pasado jueves. Al parecer, Solari y Marcelo tuvieron un encuentro un tanto desagradable.

Según explicó José Ramón de la Morena en Onda Cero, Marcelo se habría negado a pesarse, algo habitual entre los jugadores de cualquier equipo de primera línea. Y es que tener controlado el peso influye mucho en el rendimiento de los futbolistas.

Marcelo monta el lío

El motivo era, según señaló el periodista, que el lateral izquierdo está unos seis o siete kilos por encima de su peso adecuado. Algo de lo que son conscientes en el club madridista y también el propio jugador, aunque no quiere reconocerlo. De hecho, cuando le sacan el tema de su estado de forma a relucir, se pone bastante nervioso. Así lo pudimos ver en una de sus comparecencias en la zona mixta.

Unos nervios que tampoco pudo controlar cuando se negó a subir a la báscula, a pesar de la insistencia del cuerpo técnico. La conversación llegó incluso a subir de tono. Tanto que hasta Sergio Ramos tuvo que intervenir para poner calma en el ambiente.

Veremos si Marcelo corrige esta situación y muestra un mejor estado de forma en las próximas semanas, o si sigue en plan rebelde en el vestuario blanco. Desde luego, si se da la segunda opción, en el club no dudarán en tomar medidas. Y estas ponen a Marcelo lejos del Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad