Isco Alarcón | EFE

Y lo peor de Isco no se vio: “Vergonzoso”, “Terrible” o “Asqueroso”: el vídeo prohibido en el Real Madrid

stop

La carpeta del andaluz está que arde

04 de enero de 2019 (11:25 CET)

“Claro que voy a quedarme. Quiero ganar muchos títulos con el Real Madrid, decía Isco Alarcón a los medios a su regreso a Madrid de las fiestas navideñas. El jugador ha estado en el punto de mira de Santiago Solari desde que el argentino cogió las riendas del equipo y parecía que con el nuevo año el jugador protagonizaría un punto de inflexión.

Sin embargo, Isco empezó el 2019 donde acabó en el 2018: en el banquillo. En diciembre, por ejemplo, el Madrid jugó 8 partidos. En ellos, el andaluz solo fue titular en dos: contra el Melilla en la vuelta de la Copa del Rey y en la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League contra el CSKA. Dos partidos intrascendentes.

Al primero los blancos llegaban con un 0-4 de la ida y al segundo lo hacían clasificados como primeros de grupo para los octavos de final.

En los otros fue suplente o simplemente no jugó. Así, disputó solo 281 minutos de los 720 que disputó el Madrid.

Isco | EFE

Solari, lo peor que le pudo pasar a Isco

Unos números que no mejoran si sumamos los otros encuentros que ha disputado el Madrid desde que está Solari en el banquillo blanco. Y es que en total, en los 13 partidos con el míster argentino, Alarcón ha sido titular en dos partidos, entró de suplente en seis, se quedó sin jugar en tres y no entró en la convocatoria en otros dos.

Y atención, porque si entró contra el Villarreal fue a causa de la lesión de Gareth Bale y porque Marco Asensio no estaba por lesión. Si no, probablemente Isco hubiera sumado otro partido en blanco.

En este sentido, recogía Diario Gol que Solari había dado un toque de atención al ex del Málaga, al que pidió que hiciera más efectivo su juego en lugar de dedicarse a las filigranas y a lucirse. Algo que, por lo que parece, no ha cambiado, pues Solari sigue son contar con él. Pero hay más.

Los vídeos prohibidos de Isco Alarcón

Los que han visto a Alarcón en los entrenamientos aseguran que su desidia y desinterés son de escándalo. “Vergonzoso”, “Terrible” o “Asqueroso” son algunas de las definiciones que se lleva el jugador por su actitud.

Algo que, por cierto, no se ve en los vídeos de las sesiones de preparación que filtra el club a la prensa. Ya se encargan los editores de no meter escenas en las que se aprecia el pasotismo del andaluz. Son los vídeo prohibidos en el Real Madrid.  Y Solari no dará oportunidades a jugadores con esta actitud.

Y lo peor: no pinta que la cosa vaya a cambiar en las próximas semanas. El centrocampista se toma cada suplencia como un desafío del técnico y no está dispuesto a dar su brazo a torcer. La guerra está servida y va para largo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad