Florentino Pérez y Julen Lopetegui| EFE

“Y lo matas”. El galáctico de Lopetegui que Florentino Pérez no quiere en el Real Madrid

stop

El crack que divide al club blanco

15 de octubre de 2018 (17:30 CET)

Discrepancias en el seno del Real Madrid. Con el equipo muy debilitado y los ánimos por los suelos tras los últimos resultados, en el Bernabéu buscan soluciones a corto y medio plazo. Y una de ellas es la que propone Julen Lopetegui: Eden Hazard.

El delantero del Chelsea se está dejando querer y son muchos los que advierten que podría acabar llegando. Entre otras cosas porque el técnico vasco lo está pidiendo. Y es que, al margen del tridente actual (Bale, Benzema y Asensio), poco más tiene a su disposición el vasco. Mariano no arranca y Vinicius está muy lejos de ser un crack.

Y, claro, viendo las ganas que le está poniendo el belga en aterrizar, son muchos los que están pidiendo su fichaje.

Florentino Pérez no lo quiere

Pero parece ser que el presidente no está por la labor. Reconoce que sería dar un salto de calidad a su delantera actual, pero sabe que, si llega Hazard, la progresión de su gran fichaje, Vinicius, se vería cortada.

De hecho, eso es lo que quieren muchos, De ahí que insistan a Lopetegui en que aprete por él: “Y lo matas”, le dicen, en referencia a Vinicius. Y es que ahí está el lío. Lopetegui no quiere saber nada del brasileño y Pérez lo quiere en el campo. Por algo pagó 45 millones por el carioca.

Vinicius | EFE

Marco Asensio, en peligro

Por otro lado, la posible llegada de Eden también pondría en peligro la continuidad de Marco Asensio en el once de Lopetegui. Entre otras cosas porque juegan en la misma posición.

Si bien es cierto que apuntan desde dentro que Julen apostaría por hacerlos jugar juntos, lo cierto es que esos esfuerzos por intentar encajar a Hazard junto al balear no los haría por Vinicius, de ahí el desencuentro con Florentino.

De momento habrá que esperar, como mínimo, al mercado de invierno para ver qué decisión se toma en Chamartín. En cualquier caso, tome la que se tome, alguien saldrá perdiendo. Y, teniendo en cuenta lo que suele ocurrir en estos caso, parece que será el presidente quien se lleve el gato al agua.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad