"¿Y la casa de James Rodríguez?" Florentino Pérez cierra el primer galáctico para el Real Madrid (y le busca sitio en La Finca)

stop

El presidente quiere matar dos pájaros de un tiro

Florentino Pérez mata dos pájaros de un tiro en la operación con James Rodríguez y un galáctico | EFE | EFE

26 de abril de 2017 (13:02 CET)

Muy cerca del Real Madrid. David de Gea es el primero de los grandes objetivos del Real Madrid para la próxima temporada.

Tanto para el jugador como para el club de Concha Espina, su fichaje se ha convertido en una asignatura pendiente después de que su traspaso se frustrara en el 2015 por culpa del 'maldito' fax.

Fichaje a la vista

Después del fracaso, en el Manchester United le obligaron a renovar si quería mantener la titularidad, lo que complicó su llegada el pasado verano. Ahora, dos años después del lío, los responsables han vuelto a la carga. El guardameta español también ha dado el visto bueno a que el Real vaya a por todas.

Por su parte, José Mourinho tampoco pondrá impedimentos. El técnico portugués no obligará a ningún jugador que no quiera a quedarse en el United, y De Gea es uno de los casos.

En la T4 del Santiago Bernabéu todavía están pendientes de llegar a un acuerdo económico con el conjunto británico, pero las negociaciones están muy avanzadas.

Tanto es así que el ex del Atlético de Madrid ya está mirando casa en Madrid. Concretamente en La Finca, la zona de lujo madrileña donde viven actualmente varios de los jugadores madridistas. Para ser más exactos, el cancerbero podría acabar viviendo en la casa de James Rodríguez.

En la puerta de salida

El colombiano está más fuera que dentro. Zidane no cuenta con él. El jugador no se fue el pasado verano porque las ofertas que llegaron no se acercaban a los 80 millones que el Real pagó por él al Mónaco en el 2014 y que ahora pretende recuperar en su máxima medida Florentino Pérez. Tampoco salió James en enero a causa de la sanción de la FIFA que prohibía al Madrid inscribir a nuevos jugadores en el primer equipo.

No obstante, en la próxima ventana de fichajes no habrá razón alguna para que el 'cafetero' continúe en Chamartín. De hecho, club y jugador ya han hablado sobre la situación y parece que su salida será de las primeras.

De hecho, pensando en su salida, el jugador lleva semanas buscando un nuevo inquilino para su vivienda. El futbolista marcó en 17.000 euros el alquiler mensual durante el pasado verano, pero las ofertas no llegaban.

El media punta decidió poner un nuevo precio a la baja: 15.000 euros. Sin embargo, desde el mismo vecindario aseguran que apenas recibió visitas. La cifra a pagar seguía siendo demasiado. Y aquí es donde entraron los responsables del club. "¿Y la casa de James Rodríguez?". Desde el club quieren matar dos pájaros de un tiro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad