Vinícius | EFE

Vinícius o el lío con Sergio Ramos que calla Isco (y Marco Asensio)

stop

El asunto oscuro que persigue al brasileño y que conocen en el Real Madrid

08 de agosto de 2018 (15:15 CET)

Mucho ojo. A Florentino Pérez le ha llegado un aviso sobre uno de sus cracks. Un jugador que antes de llegar al Real Madrid pasaba más tiempo en los bares y las discotecas que centrado en el fútbol y con el que deberán ir con cuidado que no mantenga este dudoso comportamiento en Chamartín. “Va de fiesta en fiesta”, avisaron.

Se trata de Vinícius Jr, el fichaje que Florentino cerró el pasado verano a cambio de 42 millones de euros y que acaba de aterrizar en el Madrid.

Dado que hasta que no cumpliera la mayoría de edad no podría jugar en la Liga, Florentino decidió que se quedara en Brasil y demoró su llegada un año.

Florentino Pérez ata en corto a Vinícius

Un año durante el que han estado advirtiendo desde el país sudamericano de la vida desordenada que llevaba el delantero en tierras cariocas. Fueron varias las informaciones que llegaron al presidente sobre que Vinícius estaba desatado.

Apuntan desde su entorno que el jugador estaba apurando el tiempo que le quedaba en su país natal antes de poner rumbo a Madrid, donde estaría mucho más controlado y tendría toda la presión del entorno encima.

Una actitud que puso la mosca tras la oreja al presidente, que en la medida que puede intenta junto a los responsables tener atado en corto al jugador. De hecho, las intenciones del club pasaban por incorporarlo en el mercado invernal pero, recibidos los avisos, el ‘presi’ prefirió traerlo antes y ponerlo bajo vigilancia.

Florentino Pérez y Vinicius | EFE

Los cracks avisan a Vinícius

Por su parte, los pesos más pesados del Madrid también están muy pendientes del delantero carioca. Los capos, liderados por Sergio Ramos, saben de las maravillas que dicen de él los que le conocen, pero también de los informes que apuntan que al jugador le falta mucha experiencia para poder brillar en el Madrid.

“Esto es el Madrid”, avisan, y no permitirán que el jugador se convierta en un nuevo Robinho, que llegó como un crack y terminó saliendo por la puerta de atrás sin haber dado absolutamente nada al equipo blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad