“Vinicius está en la operación”. Florentino Pérez tiene un plan (y es para enero) | EFE

“¿Vinicius?”. Florentino Pérez tapa un problema (y es bestial)

stop

El delantero brasileño ya provoca más de un dolor de cabeza en el Real Madrid

21 de julio de 2018 (11:30 CET)

Florentino Pérez está teniendo uno de los veranos más complicados desde que se hizo cargo del Real Madrid. Pese a haber ganado la Decimotercera y lograr su particular triplete de Champions Legue seguidas, las inestabilidad en el club banco no es menor.

Primero fue la fuga inesperada de Zinedine Zidane tapada con el polémico fichaje de Julen Lopetegui anunciado dos días antes del inicio del Mundial. Luego, la salida de Cristiano Ronaldo por la puerta de atrás sin haber encontrado antes a un buen recambio.

Por si con eso no fuera poco, en estos últimos días el presidente ha visto como los posibles fichajes de Neymar y Mbappé se convertían en imposibles. Pero la bomba ha llegado con un jugador que sí que forma parte ya del club blanco: Vinicius Jr.

Florentino Pérez tapa un problema

El brasileño llegó hace unos días a la capital española para incorporarse a la disciplina del Madrid. Tras pagar 45 millones hace unos meses, Pérez ya tiene a la joven perla brasileña que tanto quería.

El problema es que el brasileño está creándole más de un dolor de cabeza al mandatario. “¿Vinicius?” se preguntan en el club. La respuesta no es que sea precisamente positiva. Y es que tras completar algunos entrenamientos no son pocos los que consideran que el delantero aún no esta capacitado para formar parte de la primer plantilla del Madrid.

Vinicius

No son pocas las voces que aseguran que lo más probable es que Vinicius acabe jugando en el Castilla o que se marche cedido a alguno de los clubes cercanos a la capital española. Y es que, y ahí es donde tiene realmente el problema Florentino, parece ser que al jugador le va la marcha.

Las fiestas de Vinicius

Cuentan desde Brasil que la vida más allá de los terrenos de juego del joven delantero no es que sea precisamente la ideal. De hecho, días antes de coger el avión que lo trajo a Madrid, Vinicius celebró su 18 cumpleaños con una fiesta que puso Rio de Janeiro patas arriba.

Es más, los informes que han ido llegando en los últimos meses desde Brasil al Real ya apuntaban que el jugador no es que sea precisamente un ejemplo en cuanto a su vida una vez el sol se pone.

De ahí que, como avisan desde el club, Florentino no ha querido esperar más y ha ordenado su llegada para este mismo verano para tenerlo ‘controlado’. Una llegada que se está vendiendo como un fichaje galáctico pero que, visto lo visto, puede que se acabe convirtiendo –si no lo es ya- en una operación desastrosa para los de Chamartín.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad