Vinícius | EFE

“Vinícius es un payasete”. Y no lo dice Messi: la estrella del Real Madrid que saca la porquería

stop

El crack que deja al delantero brasileño por los suelos

07 de febrero de 2019 (14:56 CET)

No eran pocos los que apostaban por que Vinícius iba a ser uno de los jugadores que marcaría las diferencias en el Camp Nou. Se equivocaban. Si bien es cierto que el delantero brasileño incomodó en algunos momentos a la defensa blaugrana, su partido no fue precisamente el de un  crack.

El problema con el carioca es que, pese a llevar muy poco tiempo en el Real Madrid y haber disputado pocos partidos, no son pocos, en especial desde el entorno del club, los que ya lo ha elevado a categoría de estrella. Y, de momento, no lo es.

¿Tiene un gran futuro por delante? Sin duda alguna. Cualidades para ser un grande tiene, desde luego. Eso sí, ahora, como aseguran muchos en las redes, “Vinícius es un payasete”.

Vinícius| EFE

La estrella del Real Madrid

Un Vinícius que está en el punto de mira de más de uno. Y no precisamente de Messi ni del resto de las estrellas del Barça que, de momento, no han sufrido al brasileño más allá de alguna que otra carrera por la banda.

No, el que ha decidido sacar la basura ha sido Cristiano Ronaldo. El portugués hace meses que avisa que, si el Madrid tuviese una plantilla de primer nivel, con delanteros top, Vinícius seguiría jugando en el Castilla.

Pero las lesiones de Marco Asensio, Mariano y Gareth Bale sumadas al drama de Isco han hecho que Vinícius tenga muchos más minutos de los esperados. Un Vinícius que los altavoces de Florentino se han encargado de eleve a la categoría de estrella. Y, al menos en opinión de Cristiano (y de muchos más), el delantero está muy lejos de serlo.

Es más, hay quien avisa que a partir de la temporada que viene, y en especial de Florentino decide fichar a delanteros, el rol de Vinícius no será otro que el de suplente. Pero, de momento, y hasta que el presidente y Solari no decidan lo contrario, parece que el brasileño seguirá siendo una de las piezas claves del ataque blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad