Julen Lopetegui | EFE

“Vacía la taquilla, te vas”. Bale no lo quiere. Sergio Ramos tampoco (y Lopetegui menos)

stop

Los descartes del técnico vasco y de los pesos pesados del vestuario blanco

21 de agosto de 2018 (18:55 CET)

A falta de menos de dos semanas para que el mercado de fichajes eche el cierre y las plantillas queden cerradas hasta el mercado de invierno, en el Real Madrid tiene cierta prisa.

Y no solo a la hora de decidirse si van o no a por un delantero que tranquilice a Julen Lopetegui, sino también para acabar de solucionar las diferentes salidas. Y es que no son pocos los jugadores que el técnico vasco, que sabe que cuenta con el apoyo de Sergio Ramos, Gareth Bale y el resto de pesos pesados del vestuario, quiere ver hacer las maletas.

Julen sabe que le espera una temporada movida. La herencia recibida por Zinedine Zidane no es nada fácil de igualar y el vasco no anda por la labor de estar pendiente de jugadores que no entran en sus planes. De ahí que una frase esté sonando cada vez con más fuerza por Valdebebas estos días: “Vacía la taquilla, te vas”.

Lopetegui | EFE

Los descartes de Julen Lopetegui

El primero de ellos no es otro que Martin Odegaard. Lopetegui lo ha dejado fuera de las tres últimas convocatorias: Trofeo Santiago Bernabéu, Supercopa de Europa y primera jornada de la Liga.

Una señal más que clara que no cuenta con el noruego. Desde dentro avisan que lo más probable, por no decir seguro, es que Martin regrese un año más a la Eredivisie, la liga holandesa, donde ya jugó cedido la temporada anterior. Ya sea en el Vitesse o en el Heerenveen, los dos clubes que más están apostando por él, parece claro que Odegaard hará las maletas en los próximos días.

Otro que tiene casi los dos pies fuera del Santiago Bernabéu es Kiko Casilla. El veterano portero no entra, ni entrará, en los planes de Julen, que quiere verlo partir cuanto antes.

Las llegadas de Courtois y Lunin, junto al ascenso de Luca Zidane, han sobrepoblado una portería que, como mucho, se debatirá entre Keylor y el flamante fichaje belga. Casilla está más fuera que dentro.

Lo mismo ocurre con Raúl de Tomás. El delantero se salió el año pasado en Segunda División y muchos apostaban por su continuidad esta temporada en el primer equipo, pero parece que Lopetegui no lo ve aún preparado. El vasco prefiere que se marche cedido.

Lopetegui y la plantilla del Real Madrid| EFE

Los fichajes marcarán el futuro

Por su parte, los casos de Fede Valverde y Marcos Llorente dependerán si los blancos acaban fichando o no a un centrocampista más. Y es que en estos últimos días son varios los jugadores que estarán muy atentos a las posibles llegadas a Valdebebas.

Entre ellos también está Vallejo que, al margen de estar de nuevo lesionado, sabe de buena mano que su técnico quiere que se marche cedido. El buen hacer de Nacho ante el Getafe, donde el internacional con España se marcó un auténtico partidazo, ha frenado el ímpetu de Julen por encontrar a un central top en el mercado, pero la puerta a la llegada de un refuerzo para la zaga blanca sigue abierta.

Idéntica situación vive Borja Mayoral. De momento el delantero sí que formará parte de la plantilla blanca, pero si finalmente Florentino Pérez acaba haciéndose con un delantero, ya sea Rodrigo u otro, los minutos de Mayoral serán tan ínfimos que desde su entrono avisan que le buscarían una salida.

Ojo con Vinicius

Además, el lío con Vinicius se está volviendo cada vez más gordo. El delantero llegó este verano desde Brasil convencido que, de la mano de Florentino, tendría un futuro brillante en Chamartín.

De momento, nada de nada. Ni un minuto en la Supercopa ni tampoco ante el Getafe. Algo que, tal y como advierten desde dentro, ya ha creado ciertas discrepancias entre el palco y el banquillo.

El presidente quiere que tenga minutos y que la afición pueda ver a un fichaje que le costó ni más ni menos que 45 millones de euros cuanto antes. Pero Lopetegui no está por la labor.  De hecho, parece ser que el vasco no está del todo convencido que el brasileño esté preparado para ser una pieza clave en el Real.

Es más, cuentan desde el entorno del técnico que, si fuera por él, Vinicius se marcharía cedido. Pero, a menos que cambien mucho las cosas en estos días finales, no parece que Pérez esté por la labor.

Los “niños mimados” en peligro

Y ojo que parece que Lopetegui ha llegado con un mensaje claro: en su Madrid no habrá ni intocables. Ya en el primer once sentó a Casemiro, Varane y Modric, tres de los “niños mimados de Zidane”, como aseguran algunos en las redes.

Zinedine Zidane | EFE

La llegada del vasco ha roto con ciertos vicios de la etapa anterior y jugadores como los citados, más Marcelo, entre otros, no tiene la continuidad asegurada en el Bernabéu. Si bien es cierto que en ningún caso se les está buscando una salida a día de hoy, como sí ocurre con Odegaard, Casilla y compañía, no es menos cierto que el próximo verano puede que haya más de una sorpresa.

De momento, la prioridad es vaciar un fondo de armario que no convence al míster blanco y que, ya sea en forma de cesión o de venta, debe hacerse cuanto antes. El tiempo pasa y, como cuentan desde el club, las taquillas poco a poco se irán vaciando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad