Una filtración de Zidane sobre Gareth Bale desata una guerra con Cristiano Ronaldo

stop

El entrenador del Real Madrid relame sus propias heridas

Cristiano Ronaldo tiene un serio problema de ego, envidia y celos | EFE

27 de enero de 2017 (22:55 CET)

Hubo un tiempo en que parecía que no era necesario. Que los 101 millones de euros que costó al Real Madrid fueron un despropósito. Pagados en balde, como quién dice. Sin embargo, las tornas han cambiado.

Cada vez más, Gareth Bale se presume un jugador imprescindible en la escuadra blanca.

Es un intocable para Zinedine Zidane y el único de la BBC que, antes de lesionarse, mostró un momento de forma envidiable.

Ahora, su situación es de penitencia. Las lesiones son lo único que lastran el fantástico rendimiento del galés, un portento físico de la naturaleza.

Tanto es así que Zidane ha reconocido a su entorno cuánto lo echa de menos: "Necesitamos a Bale, su ausencia nos está matando".

El expreso de Cardiff volverá a la disciplina del técnico galo en febrero y el objetivo es cuidarlo, mimarlo mucho, para que no vuelva a recaer.

Incendio con Ronaldo

El problema se ha generado cuando esta filtración publicada por Okdiario ha llegado a oídos de Cristiano Ronaldo. El crack portugués ha montado en cólera.

Hace tiempo que lo sospechan en su entorno: Florentino Pérez tiene un plan para deshacerse de Cristiano en cuanto pueda.

Jorge Mendes es la persona que alerta al luso sobre los planes de Florentino. Sin embargo, el presidente resiste mientras la imagen del portugués sea rentable.

Hasta aquí todos contentos. Es un matrimonio de conveniencia y Cristiano lo acepta mientras sus agentes sigan sacando el rédito que sacan a nivel comercial.

El problema viene con el ego. Ese pepito grillo malo que Ronaldo tiene metido en la chistera y que le atormenta cuando no es el mejor, el gran protagonista.

El conocimiento de las palabras de Zidane sobre Bale y alguna frase dando a entender que Cris no está bien –"Yo también jugaba mal, a veces", dijo Zizou– ha desatado la tempestad. La situación se tensa en Chamartín.