Un traidor entre los 24 'hijos' de Zidane

stop

La plantilla del Real Madrid cuenta con un futbolista que se opuso al francés

El jugador del Real Madrid que tontea con el Barça a espaldas de Florentino Pérez  | EFE

15 de septiembre de 2016 (21:15 CET)

El Real Madrid parece la alegría de la huerta. De puertas para afuera solo se vende ilusión, optimismo y muy buen rollo entre los 24 miembros que componen la plantilla. Tanto es así que en algunos medios de Madrid ya ven a Zinedine Zidane como el padre y a los jugadores como si fuesen sus 24 hijos. Fábulas de la prensa.

El caso es que la conexión entre Zidane y sus jugadores es buena. Muy buena. Hay sintonía y los futbolistas se sienten a gusto, con confianza, cuando están junto al entrenador. La relación es cercana, amigable incluso, pero sin perder la profesionalidad. Sin embargo, no siempre fue así al ciento por ciento. Hay un jugador que se opuso a Zidane: Pepe.

Llama la atención porque ahora el portugués dice de Zidane que hasta habla latín. Lo tiene en la gloria y en su última intervención ante los medios de comunicación dijo maravillas del técnico francés, asegurando que "no tiene nada que ver con Mourinho". La relación es muy buena, pero hubo un tiempo en que no era así.

El chivato de Florentino

Pepe es el topo de Florentino en el vestuario. Todo el mundo lo sabe y el jugador ha obtenido un trato de favor en los últimos tiempos, en parte, por ello. El central le pasa información de lo que ocurre en el vestuario al presidente y en su momento, cuando las cosas iban torcidas, le dijo que estaba "verde", que no lo veía preparado. Hasta que ganaron al Barça y cambió el rumbo.

Pepe tiene 33 años y termina contrato a final de la vigente temporada, pero sigue siendo titular con Zidane en muchos partidos. Su papel sigue siendo protagonista a pesar de la presencia de Rafa Varane –que apartó a Pepe con Mourinho en el banquillo y luego nunca más–, cuyas condiciones apuntan muy alto. Zidane los rota, pero mantiene a Pepe porque sabe que es el mejor amigo de Cristiano en el vestuario y, sobre todo, el chivato de Florentino.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad