Sergio Ramos | EFE

Trifulca con Sergio Ramos, Bale y Marcelo: “Lo quería matar”. Y también hay para Solari (o la última en el Real Madrid)

stop

El lío con el capitán blanco que incendia el Santiago Bernabéu

28 de febrero de 2019 (14:30 CET)

La derrota del Real Madrid hizo mucho daño al madridismo. No es para menos. Que le Barça gane 0-3 en el Santiago Bernabéu es del todo menos una buena noticia para los Sergio Ramos, Bale, Marcelo y compañía.

Y más en un partido en el que los de Ernesto Valverde no estuvieron precisamente muy inspirados. Los blancos tuvieron más ocasiones, pero los azulgranas fueron mucho más efectivos.

El caso es que uno de los que más cabreado acabó el partido fue Sergio Ramos. De hecho, ya durante el partido se le pudo ver muy enfadado con sus compañeros. Cuando Suárez metió el penalti a lo Panenka (una puya al central andaluz) las cámaras captaron como Ramos les decía a los blancos “vamos que nos meten seis”. Una bronca que se trasladó al vestuario una vez el árbitro pitó el final del encuentro.

Sergio Ramos

La trifulca con Sergio Ramos

Y es que cuentan desde dentro que la que se lio en el vestuario del Real cuando acabó el partido fue de las gordas. Ramos, muy dolido por el resultado y por quedarse a las puertas de la final de Copa eliminado por el Barça, alzó la voz.

Y cargó contra todos. Eso sí, bale fue uno de los que más recibió. “Lo quería matar” apuntan desde el vestuario. Más allá del galés, hubo palos para todos. También para el centro del campo. Los Modric, Kroos y Casemiro quedaron señalados en un partido en el que el Barça encontró en las contras el espacio necesario para hacer daño.

Messi | EFE

También Carvajal recibió de lo lindo. El lateral español, en el centro de la polémica por sus últimos tweets y declaraciones, se vio superado en muchas acciones por Dembélé. En cuanto a la delantera, como ocurre en los últimos partidos, Vinícius fue el único que se salvó.

Una bronca en la que también recibió Solari, que no supo cambiar el partido desde el banquillo. Ramos repartió contra todos en una bronca que desde dentro intentan tapar pero que deja en evidencia a todo el club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad