Tres movimientos de Florentino Pérez para desquiciar al Barça

stop

El presidente del Real Madrid recibe tres consejos para desarmar al eterno rival

Un jugador da calabazas a Florentino Pérez | EFE

09 de abril de 2016 (19:50 CET)

La maquinaria trabaja desde hace meses en el Real Madrid. La mala situación deportiva, unida a la próxima sanción de la FIFA, obliga al club blanco a renovar la plantilla y realizar importantes fichajes. Todo ello con las miras puestas en el Barça, el eterno rival, que lleva una década en el lo más alto del mundo. Una de las tácticas para desquiciar a los azulgrana pasa por tocar a sus jugadores y, especialmente, a los que interesan en el Camp Nou. El presidente blanco, Florentino Pérez, ha recibido tres consejos para desarmar a los blaugrana.

El primero de los tres es el fichaje de Paul Pogba. El centrocampista de la Juventus es uno de los jugadores más deseados de Europa por juventud y características. Estuvo en la agenda del Barça, pero en el Camp Nou lo descartaron por el elevado precio y la sanción de la FIFA. En el Madrid considera que el galo podría ser una buena forma de comenzar la remontada mundial. No solo se reforzarían con un fuera de serie, sino que lo harían con uno de los deseados en la casa azulgrana.

El deseado y el amigo de Messi

El segundo fichaje es, seguramente, más doloroso. Florentino tiene el fichaje de un central entre ceja y ceja y, casualmente, el favorito es el principal candidato del Barça: Marquinhos. El presidente madridista conoce que el defensa del PSG es la única opción de los azulgrana para reforzar la zaga la temporada que viene. Si impide la operación y, además, se lleva él el gato al agua, debilitará mucho al eterno rival. A favor tiene la amistad con los dirigentes del club parisino.

El tercero es Paulo Dybala. Con este fichaje de la Juventus atacaría directamente al vestuario azulgrana. Dybala es compatriota, amigo y recomendado de Messi en el Camp Nou. Otro jugador que apunta alto. Su llegada al Real Madrid, asesoran a Florentino, podría suponer un golpe bajo en las relaciones en el Barça. Los tres son muy buenos y los tres tienen algún tipo de vínculo con el eterno rival. En el Bernabéu buscan desesperadamente una grieta para derrotar a los azulgrana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad