Pep Guardiola | EFE

Traición inesperada en el Real Madrid. Dice sí a Pep Guardiola. Y Zidane se lleva el palo más grande

stop

El titular blanco que se la juega al técnico francés

23 de julio de 2020 (14:18 CET)

Zinedine Zidane puede presumir de ser un técnico que, al margen de haber ganado ya varios títulos muy importantes en su corta carrera como entrenador, suele ser de los que cautiva a sus jugadores desde el primer momento.

Son muy pocos los que dejan a Zidane en mal lugar más allá de las críticas habituales de jugadores que no se sienten bien valorados por sus técnicos por falta de minutos. En este sentido, los pesos pesados del vestuario blanco están a muerte con Zinedine, al que pidieron /exigieron a Florentino tras los dramas de Lopetegui y Solari de la temporada pasada.

Zinedine Zidane y Karim Benzema | EFE

La traición en el Real Madrid

Sin embargo, de vez en cuando hay algunos jugadores que, como es obvio, miran más allá del Santiago Bernabéu. En este caso, es Dani Carvajal, el lateral derecho titularísimo con ZZ el protagonista de una traición inesperada.

Y es que parece ser que, como cuentan desde Inglaterra, no es otro que el Manchester City de Pep Guardiola el que estaría más que interesado en hacerse con los servicios del defensa blanco.

Su buen juego, su gran equilibrio entre defensa y ataque y su portentoso físico hacen de él uno de los mejores en su puesto. Y Guardiola, como siempre, está dispuesto a tirar de chequera para hacerse con los mejores.

En este sentido, cuentan desde Manchester que el míster catalán está dispuesto a poner ni más ni menos que 80 millones encima de la mesa de Florentino Pérez y de Zidane para llevarse a Carvajal rumbo a su City.

Una idea que, si bien no parece que acaba de convencer al lateral, Carvajal no descarta. Entre otras cosas porque sabe que en el City cobraría mucho mejor que en el Madrid, donde no está entre los mejor pagados.

De momento parece imposible que Dani abandone el Bernabéu, pero ojo porque si Pep sigue apretando a base de cheques cada vez mayores, el defensa podría decir sí y dejar a Zidane con la boca abierta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad