Sergio Ramos y Zidane durante un entrenamiento del Real Madrid| EFE

Traición en el Real Madrid: Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo (o la reunión con Zidane. Y el tema es feo)

stop

La puñalada del capitán y de la máxima estrella con la complicidad del técnico francés

18 de mayo de 2018 (09:57 CET)

Queda poco más de una semana para que el Real Madrid dispute en Kiev la final de la Champions League, y en el vestuario se está cociendo una traición de las que hacen historia.

De hecho, ya está más que cocinada. Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane son los protagonistas. Y es que el capitán y la máxima estrella del equipo se reunieron con el míster para dejarle algo muy claro: Gareth Bale no debe estar en el once de partida ante el Liverpool.

La traición en el Real Madrid

Ramos y Cristiano son muy conscientes que el partido del próximo sábado es, sin duda alguna, el más importante del año. De hecho, están a 90 minutos de hacer (o seguir haciendo) historia.

Ganar la tercera Champions seguida y la cuarta en cinco años sería una gesta muy difícil de superar. Pero para ello los blancos deben sacar al mejor once posible. Y, en opinión de Ramos y de Cristiano, que cuentan con la complicidad de Zizou, Bale no está en esa posición.

Gareth Bale señala al culpable | EFE

Por mucho que en los últimos partidos el rendimiento del galés haya mejorado y ahora se le vea en forma y marcando, los pesos pesados del equipo quieren continuar con la línea marcada hasta la fecha en los partidos grandes.

Es decir, sólo con dos delanteros arriba, CR7 y Karim Benzema, y reforzar la media con un centrocampista extra. Una plaza que, descartada la opción Gareth, se están disputando Isco Alarcón, Marco Asensio y Lucas Vázquez.

Florentino Pérez quiere que tenga minutos

Por el contrario, parece que la opinión de Florentino Pérez no es la misma. El presidente del club tiene más que decidido vender al extremo de Cardiff este verano, y necesita que el jugador se revalorice.

Entre otras cosas porque el valor de mercado de Gareth ha bajado en picado en este último año. Las continuas suplencias y su mal juego han hecho que nadie esté dispuesto a pagar más de 60 millones por él, pero Florentino quiere sacar, como mínimo, 90 millones.

De ahí que el mandatario esté presionando a Zidane en el sentido opuesto al de sus jugadores. No pide que salga de titular, pero sí que tenga minutos en la segunda parte. Veremos qué acaba haciendo el técnico galo, pero lo que parece claro es que, una vez más, Gareth está recibiendo más de un puñal. Y todos llegan desde el vestuario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad